Más “agandalle” en Salud

El secretario del gobierno anterior también benefició a varios familiares

Álvaro Quijano Vivas durante un acto en una escuela meridana en febrero de 2012, cuando era secretario de Salud del Estado. Siguió en el cargo sólo en los primeros meses de la administración de Rolando Zapata

Durante el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco la Secretaría de Salud del Estado no fue un coto exclusivo del líder sindical Álvar Rubio Rodríguez: hay pruebas de que también el secretario Álvaro Quijano Vivas benefició a parientes con plazas de trabajo.

El caso va más allá de los beneficios familiares, pues Quijano Vivas experimentó una modificación en su clave laboral, que le permitió mayor salario. De plaza de médico general “A” pasó a categoría de médico especialista “C”. Saltó el escalafón.

Hace unas semanas publicamos amplios detalles sobre las plazas que Rubio Rodríguez entregó discrecionalmente, con la complacencia del secretario Quijano Vivas, a sus familiares y allegados, en dos casos -de uno de sus propios hijos y de la hija de una colaboradora- pasando por alto la ley por tratarse de menores de edad al momento de asignar las bases.

Ahora documentos en poder de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, revelan que Quijano Vivas obtuvo también beneficios para varios de sus parientes, lo cual explica en parte la tolerancia a los actos de Rubio Rodríguez.

Por lo menos tres hermanos de la esposa del ex secretario de Salud -Cruz Isela Martín Doporto- tienen plazas federales dentro de la dependencia asignadas durante el quinquenio.

El primer puesto fue para Perla Janice Martín Doporto, con base de promotora en salud desde el 1 de junio de 2008, en el Centro de Salud urbano de Santa Rosa.

Le siguió Minerva Guadalupe Martín Doporto, también promotora en salud desde el 16 de julio de 2010, en el Centro de Salud rural de Teya.

El tercero en la lista es Jorge Armando Martín Doporto, quien tiene plaza de “apoyo administrativo en Salud A7″ en el Hospital Agustín O’Horán a partir del 16 de octubre de 2011. Durante un tiempo fue jefe del programa de Seguro Popular en el mismo nosocomio.

Fuentes del sindicato identifican a otros cuatro cuñados de Quijano Vivas con puestos en Salud, pero del ámbito estatal: Bertha Judith, en el Centro de Salud urbano de Umán (en registros de la Secretaría de Educación aparece como secretaria de la Dirección de Educación Primaria); Juan Pablo, en el Centro de Salud de Bokobá; Addy, personal de apoyo administrativo en el Hospital Psiquiátrico, y Marilú Martín Doporto, en el Centro de Salud de Mérida.

El propio Álvaro Quijano tuvo un cambio de categoría, que le redituó beneficios: al dejar la Secretaría era ya médico especialista “C”, con ingresos brutos cercanos a $40,000 mensuales según nuestras fuentes, pero además está “comisionado” en el sindicato de Álvar Rubio, es decir, no tiene que presentarse a su centro de trabajo, que es el Hospital O’Horán desde la década de los 80.

Actualmente es director médico de un hospital privado.- ÁNGEL NOH ESTRADA

Secretaría | Pormenores

Más detalles relacionados con el manejo de la Secretaría de Salud estatal en el quinquenio:

¿Por qué se fue?

Fuentes internas aseguran que Julio Alfonso Góngora Escobedo, con plaza de médico especialista “B” en el Hospital O’Horán, era una de las personas de mayor confianza del ex secretario Álvaro Quijano Vivas, pero fue cesado de su cargo en Planeación en medio de versiones de una excentricidad en gastos personales.

Al ámbito federal

Al dejar la Secretaría de Salud el doctor Góngora Escobedo se convirtió en funcionario de la delegación estatal del Issste.

Balance desfavorable

Durante el gobierno anterior se vivieron emergencias sanitarias como la epidemia de dengue, incluso con saldo de muertos.




Volver arriba