Mano amiga para el migrante que vuelve

"Bienvenido a casa paisano", listo para brindar asistencia

Elizabeth Gamboa Solís, directora  del Indemaya, y Manuel Gallareta Casanova, coodinador del programa "Paisano" del INM, al dar a conocer los pormenores de la campaña "Bienvenido a casa..."

El pasado día 13 se activó en Yucatán el programa “Bienvenido a casa paisano” con la instalación de cinco módulos de atención y guía para los migrantes que visitan el estado durante el período vacacional de verano.

El jefe del programa “Paisano” de la delegación local del Instituto Nacional de Migración (INM), Manuel Jesús Gallareta Casanova, informó que este programa federal se ha arraigado en el país, lleva 25 años su aplicación y ha erradicado los abusos policiacos y la extorsión en territorio mexicano. Incluso, precisó, el instituto creó rutas seguras en común acuerdo con los clubes de migrantes que viven en Estados Unidos con el fin de prevenir los secuestros o las extorsiones durante su viaje por carreteras del país.

Gallareta Casanova informó que los migrantes viajan en caravanas cuando salen de la frontera de Estados Unidos y a su paso por México tienen la escolta de la policía federal y del Ejército hasta el estado de Oaxaca. De ese lugar se diseminan a sus diferentes lugares de origen y muy pocos llegan por carretera a Yucatán.

El año pasado

En 2013 el programa “Paisano” brindó asistencia, información o algún servicio a 1,940 migrantes yucatecos que acudieron a los módulos y durante el arranque de este período llevan 104 asistencias en sus módulos de Halachó, aeropuerto internacional de Mérida, Muna y Oxkutzcab. En el período de Semana Santa tuvieron 440 atenciones, de los cuales 272 fueron braceros yucatecos y el resto extranjeros.

Las vías de entrada de los migrantes yucatecos es por carretera en vehículos propios y por avión.

Aquellos que viajan en autobús no son registrados porque no acuden a los servicios del programa “Paisano”.

En entrevista conjunta con la directora general del Indemaya, Elizabeth Gamboa Solís, el representante de Migración informó que el mayor flujo de migrantes locales es en invierno por la celebración de las fiestas decembrinas, los períodos vacacionales en sus trabajos y por el deseo de traer regalos para sus familiares.

El año pasado y en lo que va de este hay saldo blanco en cuanto al regreso de los migrantes. Esperan que esta tendencia siga igual.

La estancia de los braceros en sus lugares de origen va de dos semanas a un mes, principalmente cuando hay fiestas tradicionales y períodos vacacionales.

Vigencia

El programa “Paisano” de verano con módulos de atención y servicios en cinco puestos está vigente desde el viernes 13 pasado y culminará el 18 de agosto, pero es permanente en el aeropuerto y las oficinas de Migración.

Los módulos “Paisano” ofrecen servicios de descanso, información turística, rutas de carreteras, orientación sobre trámites de doble nacionalidad, repatriación de cadáveres, servicios policiacos como grúas, ambulancias, primeros auxilios con paramédicos capacitados, entrega gratuita de una guía y recepción de quejas que luego se canalizan a las diferentes dependencias.

También les informan sobre sus derechos y sus obligaciones durante su estancia en el estado.

La directora de Indemaya dijo que mantiene una estrecha colaboración con Migración no sólo por el programa “Paisano”, sino también para una mejor atención de los migrantes por las deportaciones, los fallecimientos en Estados Unidos o por los trámites para la doble nacionalidad para quienes reúnan los requisitos. Incluso, llevan mesas de atención en los municipios generadores de braceros.- Joaquín Chan C.

De un vistazo

Operativo

El programa “Paisano” se aplica en tres períodos vacacionales de Yucatán: Semana Santa, verano e invierno. En este período de verano hay cinco módulos a cargo de 25 personas.

Halachó

El punto de observación más grande es el instalado junto a la caseta fitosanitaria de Halachó, donde hay servicio de grúa, patrullas policiacas, paramédicos y restaurante.




Volver arriba