En constante cambio

Ejército y Fuerza Aérea buscan la modernización

1 / 9


Jesús Castillo Cabrera, comandante de la X Región Militar
Arriba y a la derecha, dos momentos de la ceremonia en la que se conmemoró la Marcha de la Lealtad, ayer, en el parque temático Centenario del Ejército Mexicano
El general de división Jesús Javier Castillo Cabrera, comandante de la X Región Militar, saluda a los niños del pentatlón militar
El gobernador Rolando Zapata Bello flanqueado por el almirante Juan Ramón Alcalá Pignol y el general Jesús Javier Castillo Cabrera, comandante de la X Región Militar
Arriba, el comandante de la X Región Militar en su mensaje. A la derecha, elementos de la marina durante la ceremonia que recordó cuando cadetes del Heroico Colegio Militar resguardaron el paso del presidente Francisco I. Madero en su camino del Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional, ante la inminencia del golpe de estado de Victoriano Huerta
Arriba y a la izquierda, elementos del Ejército durante la ceremonia en la que se dispararon salvas y confeti en homenaje a los cadetes del Heroico Colegio Militar de 1913


Para responder con eficiencia a los retos actuales y estar a la altura de las circunstancias, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos, se encuentran inmersos en un renovado proceso de modernización, señaló el general de división, diplomado de Estado Mayor, Jesús Javier Castillo Cabrera, comandante de la X Región Militar.

En el marco del 101 aniversario de la Marcha de la Lealtad, el alto mando castrense dijo que el proceso de renovación del Ejército está sustentado en una cultura de equidad de género, transparencia, rendición de cuentas, apego a la ley y respeto a los derechos humanos.

En la ceremonia oficial se contó con tres escoltas pertenecientes al Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México.

La sobriedad del evento se interrumpió con el grito de un niño perteneciente al Pentatlón que con el estruendo del disparo de salvas, en honor a los cadetes del Heroico Colegio Militar, gritó “wuay, me dio miedo”, al tiempo que salía confeti de los cañones de los fusiles automáticos G3, que activaron los integrantes de la sección de fusileros del 11o. Batallón de Infantería.

El comandante de la X Región militar dijo en su discurso que “para los miembros de las Fuerzas Armadas, hoy la lealtad a México exige de nosotros una vida congruente, apegada a los principios morales y con sentido ético, que nos define como integrantes del instituto armado y custodios de la Patria”.

El alto mando castrense en Yucatán aseguró que como parte de ese proceso el Ejército y la Fuerza Aérea mexicanas respaldan las acciones del Gobierno federal para alcanzar las metas nacionales y vivir en un México de paz, con educación de calidad y responsabilidad global.

Y esto es porque las Fuerzas Armadas tienen como objetivo, ser una fuerza al servicio del orden constitucional, al servicio del Estado de derecho y de la seguridad y la paz que requieren los mexicanos, para avanzar con paso firme hacia un mejor porvenir.

“Ese objetivo, ha tenido sustento en una tradición, ahora centenaria, de honor, lealtad y patriotismo que se traduce en las acciones de salvaguarda del territorio nacional, en las tareas solidarias de labor social y de auxilio a la población en tiempos de desastres. Para las nuevas generaciones de ciudadanos, la Marcha de la Lealtad es también un llamado permanente de la historia patria para ratificar su amor a México en todas las acciones que realicen”, apuntó.

“Hoy ser leal a México es cumplir a cabalidad nuestros deberes ciudadanos, respetar la legalidad y actuar con unidad ante los diversos retos y peligros que amenacen el futuro y el bienestar de nuestra Nación”, añadió,

“México requiere de la unidad, lealtad y patriotismo de todos los ciudadanos, en torno a los principios de la democracia, en la que hemos decidido sustentar nuestro desarrollo y futuro”.

Al final de la ceremonia el general de división rompió el protocolo para saludar a cada uno de los niños y jóvenes integrantes del Pentatlón.- Alejandro Moreno Peña

Ceremonia | 101 Aniversario de la Marcha de la Lealtad

Ese acontecimiento que ha sido ejemplo de lealtad del Ejército Mexicano hacia el Poder Ejecutivo.

Historia

El hecho se suscitó el 9 de febrero de 1913 cuando cadetes del Heroico Colegio Militar resguardaron el paso del entonces presidente Francisco I. Madero en su trayecto del Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional, ante la inminencia del golpe de Victoriano Huerta.

Ejemplo a seguir

La Marcha de la Lealtad es emblema del pensamiento moral y militar de las fuerzas armadas, pero también es ejemplo de su disponibilidad en tiempos difíciles para la nación.




Volver arriba