Denuncias contra Sedesol

Afirman que se falsifican firmas para un despido

Dos mujeres de Izamal beneficiarias de un programa de Sedesol mediante el cual se les enseña a urdir hamacas. Gestores voluntarios de 16 municipios denunciaron que hay corrupción en la delegación Yucatán

Gestores voluntarios de 16 municipios del Programa de Pensión para Adultos Mayores de la Sedesol denuncian que personal de la delegación de esa dependencia, en forma ilegal y arbitraria, los destituyeron de sus cargos mediante la falsificación de sus firmas y de otros documentos, y afirman que denunciarán los hechos ante la autoridades correspondientes, incluyendo las penales.

La delegación estatal de la Sedesol, por su parte, niega las acusaciones.

Los gestores no son empleados del gobierno, sino asumen ese puesto por designación de los beneficiarios del programa en una asamblea y sólo pueden dejar el cargo por baja voluntaria o por decisión de los propios beneficiarios, cosa que no ha ocurrido en este caso.

La función de los gestores es orientar a los beneficiarios y organizarles cursos y talleres, así como auxiliarlos en el comité de contraloría social.

Cada mes elaboran un reporte de sus actividades y lo mandan por internet a las oficinas centrales del Programa de Pensión para Adultos Mayores. A cambio reciben de la Sedesol una compensación de $1,000 al bimestre.

¿Cuál es la causa?

Esta labor la realizamos de manera voluntaria, dicen los afectados en un escrito, y el dinero “nos sirve para solventar gastos de material e incluso de transporte a la localidades que atendemos”.

La mayoría de los gestores lo son desde 2008 y 2009, cuando el gobierno federal estaba en manos del PAN.

Algunos de los afectados atribuyen su eliminación de la lista de gestores a una maniobra de la delegación estatal de la Sedesol con miras a las elecciones de 2015.

En entrevista con el Diario, los inconformes explican que no pueden ingresar a la web de la red social del programa, a donde mandan su informes de actividades, porque les cancelaron el acceso y, por tanto, tampoco pueden tramitar el pago de la compensación.

Rastreo

Algunos gestores pidieron información a las oficinas centrales sobre esta situación y a cambio, dicen, recibieron una explicación que sólo demuestra las graves irregularidades cometidas por la Sedesol en Yucatán.

Por ejemplo, la gestora Griselda Canché relata que cuando pidió una explicación de su baja la Sedesol le envió un oficio en el que le informa que su baja se tramitó porque recibió de la delegación estatal una carta con su firma y copia de su credencial de elector, con fecha del 7 de marzo de 2014, donde pide supuestamente su baja por cuestiones familiares y la enfermedad de su madre.

Sorpresa

“Esta respuesta -dice la señora Canché- prueba que la Sedesol en Yucatán falsificó mi firma y usó indebidamente mi credencial del IFE porque, uno: yo nunca solicité mi baja. Dos: mi madre tiene ¡19 años de muerta!”

Otro caso es el de Máximo Emilio Paredes, quien nunca se dio de baja, pero la Sedesol en México le explicó que también había recibido de la delegación estatal una carta con su firma, el 21 de marzo, donde pidió su baja como gestor, por falta de tiempo para cumplir su labor.

“Es absolutamente falsa esa información”, dice Paredes. “Yo nunca hice esa carta, ¡falsificaron mi firma!”

Los afectados que pertenecen a localidades como Tunkás, Izamal, Umán, Hunucmá, Tekax, Becanchén, Kimbilá y Sumá, entre otras, entregaron al Diario copia de un escrito que elaboraron ayer mismo dirigido a Eugenio Aurelio Álvarez Orozco, titular del Órgano Interno de Control de la Sedesol (OIC), donde le piden que investigue a los responsables del Departamento de Difusión, Capacitación y Control de la Red Social, entre ellos a Juan Fernando Sánchez Bates, a quien atribuyen la responsabilidad de la maniobra.

También solicitan copia certificada de los formatos de baja voluntaria y/o las actas de bajas que hayan sido levantadas.

Versiones

Advirtieron que además de la denuncia ante el OIC de la Sedesol en México, consideran la posibilidad de interponer una denuncia penal por falsificación de documentos.

Los inconformes se entrevistaron ayer con funcionarios de la Sedesol y, según la jefa del Departamento de Comunicación Social de la dependencia, Fabiola Lara Agüero, se les explicó que seguían en la red social de gestores y que no había motivo para su protesta.

Sin embargo, los gestores afirman que los funcionarios les dijeron en esa reunión que no pueden acceder a la red social, “porque está en mantenimiento”, pero que podían seguir con su labor, pero sin recibir la compensación económica.

¿Qué creen?

También informaron que días antes varios de ellos se entrevistaron con Sánchez Bates, quien les dijo que las reglas de operación del Programa cambiaron y que su ciclo como gestores había concluido.

“Creen que somos ignorantes”, dicen los gestores. “Ningún artículo de las Reglas de Operación 2014 menciona que los gestores designados en años anteriores están sujetos a baja por concluir su capacitación o ciclo”.- HERNÁN CASARES CÁMARA

De un vistazo

Cambio

Personal de la delegación estatal de la Sedesol destituyó de sus cargos a decenas de gestores voluntarios del Programa de Pensión para Adultos Mayores, al parecer para sustituirlos por operadores políticos.

Ilegal

Las destituciones van contra las reglas de operación del Programa y se hacen mediante la falsificación de firmas y de otros documentos.

Reunión

Varios de los gestores inconformes, procedentes de 16 localidades del interior del estado, se reunieron ayer con funcionarios de la dependencia, pero éstos negaron las acusaciones.

Denuncia

Los gestores dicen que denunciarán los hechos ante el Órgano Interno de Control de la Sedesol Federal y ante las autoridades judiciales.

Chafa

Fue una operación burda, denuncian los afectados. La Sedesol en Yucatán mandó a las oficinas centrales cartas con las renuncias y nuestras firmas falsificadas, pero pronto los descubrimos.

Reglas

Los gestores sólo pueden dejar su labor por baja voluntaria o por irregularidades graves, sancionadas por los beneficiarios en una asamblea.




Volver arriba