De dueños a depositarios

La ruta que siguió la operación sobre las luminarias

Como consecuencia de las operaciones realizadas por la administración municipal anterior, el Ayuntamiento pasó a ser de dueño de las lámparas del alumbrado público a simple depositario de esos bienes, recalcan Lizette Mimenza Herrera y Rafael Pinzón Miguel, directora y subdirector de Gobernación de la Comuna meridana.

Como publicamos ayer, los abogados ofrecieron una entrevista en la que dieron a conocer que Banco Santander entró a la arena jurídica por el caso de las luminarias al promover un juicio ordinario civil contra la Comuna y la empresa AB&C Leasing.

En esa entrevista explican también cómo ocurrió la transición que llevó al cambio de propietarios a depositarios de las lámparas:

-Al comenzar la administración municipal anterior, el municipio era dueño de las luminarias, al igual que de toda la infraestructura del alumbrado público.

-Con el convenio que celebraron el Ayuntamiento que presidió Angélica Araujo Lara y la empresa AB&C Leasing, el municipio pasó a ser en primera instancia arrendatario de las lámparas.

-Después de modificar los términos de una aprobación del Cabildo, para dar el visto bueno al contrato de factoraje que suscribieron AB&C Lesing y Banco Santander, el municipio se convirtió en depositario de las luminarias.

-Sin permiso del Cabildo, la ex alcaldesa asumió frente a Santander la calidad de deudor del Ayuntamiento, primero, y su calidad de depositario, después.

“Con esos actos se le cambió el sentido a lo que aprobó el Cabildo”, subraya Lizette Mimenza.

En la demanda civil que marca su entrada al litigio, Banco Santander solicita al juez que dicte dos medidas cautelares:

1) Que ordene a los codemandados que mantengan las luminarias en el estado en que se encuentran y “no realicen actos que afecten la posesión y propiedad de las mismas”.

2) Que determine que las luminarias continuarán en el lugar en que están instaladas y en depósito del municipio.- ÁNGEL NOH ESTRADA




Volver arriba