Cosecha admiración en Berlín

Artesano yucateco hace su "agosto" en la feria turística

3_150314p1artesanophoto01

La sonrisa pícara de satisfacción, la vestimenta de mestizo del artesano Pedro José Mendoza Canul y su relato con acento maya sobre su viaje a Berlín cautivó a los asistentes al informe de resultados que obtuvo el Ayuntamiento de Mérida en la Feria Internacional Turística de Alemania.

El artesano meridano contó que asistió a la FIT de Berlín por invitación del Ayuntamiento para mostrar su artesanía de hipiles bordados, ternos, rebozos, chales y joyería antigua, pero ante el impacto de su trabajo y las insistentes ofertas de compra de los alemanes no resistió la tentación y las vendió.

“Regresé con 3,250 euros. ¿Cuándo los vuelvo a ver si no aprovechaba?”, relató con una amplia sonrisa.

“Este viaje fue algo inolvidable”, reiteró. “Hice muchos contactos con los que se interesaron en mis artesanías. Será algo imborrable en mi mente y estoy muy agradecido con el Ayuntamiento de que me haya escogido”.

Parte del relato del artesano fue el siguiente:

“Quiero decirles que entre las experiencias que tuve fue ver que a la gente le llamaba la atención las artesanías. Preguntaban, tocaban y usaban las prendas”.

“Algo que fue difícil es el inglés, no sé. Y el alemán menos. ¿Cómo comunicarme con los europeos? Pero dicen que el color y la textura de las artesanías es el lenguaje de los artesanos y comprobé que es cierto”, apuntó.

El atractivo

“El colorido de los bordados llamaron la atención de los visitantes. Fijaban la vista en las artesanías y don Felipe (Riancho Cámara, director de Desarrollo Económico) me ayudó en la traducción. Me preguntaban si estaba a la venta, si era a mano, cómo lo hacía. Hasta me pedían prestadas las artesanías para que se tomaran la foto. Un reportero alemán tomó mi sombrero, se lo puso y con él transmitió la entrevista que me hizo y donde habló de Mérida.

“Los que visitaron el módulo de Mérida ya tienen una idea más clara de lo que pueden encontrar aquí. Hubo gente que me dijo que había visitado Mérida hace 20 ó 30 años y preguntó si todavía está el Paseo de Montejo, si está como lo visitaron en esa época. Preguntaron por la residencia de Carlota (la emperatriz), que sé es la casa G.Cantón.

“Los alemanes saben de la cultura maya, escuché que algunos hablaran español, como un par de estudiantes de turismo que me entrevistaron. Vi que quieren venir, y mostrarles lo que tenemos fue muy importante”.

“El ‘stand’ del Ayuntamiento también atrajo a la secretaria de Turismo (Claudia Ruiz Massieu), que vino directo con nosotros, y de la embajadora de México (en Alemania). A ésta le llamó la atención la joyería antigua típica. Ella traía unos pendientes de su abuelita y me preguntó si yo restauro las joyas”.

El artesano remató con la anécdota de que los dulces típicos como la melcocha y coco tricolor “volaron” del módulo meridano.

La subdirectora de Turismo y la jefa de Promoción, Petitte Lizarraga Trava y Roxana Quintal Gordillo, informaron de múltiples logros y nuevos contactos con agencias de la India, Egipto, Marruecos e Indonesia, entre otros países.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba