Archivo General del Estado, custodio de la historia de Yucatán

Archivo General del Estado, custodio de la historia de Yucatán

1 / 3


Archivo General del Estado, custodio de la historia de Yucatán.- Imagen oficial
Archivo General del Estado, custodio de la historia de Yucatán.- Imagen oficial
Archivo General del Estado, custodio de la historia de Yucatán.- Imagen oficial


- Documentos con casi 400 años de antigüedad se conservan bajo los más rigurosos procedimientos preservación.

 

Mérida, Yucatán, 22 de enero de 2014.- Resguardados bajo los más rigurosos procedimientos de conservación, cientos de documentos de alto valor histórico que registran los hechos más trascendentes en la historia de la Península Yucatán se encuentras celosamente guardados bajo el cuidado del Archivo General del Estado (AGEY).

 

Entre algunas de las joyas documentales que se conservan en este recinto se encuentran  el libro de actas de sesiones del Congreso del Estado de 1825, que contiene la Constitución de ese mismo año, firmada por Antonio López de Santa Ana; un el libro de asentamientos, escrito en su totalidad en lengua maya, sobre acciones llevadas a cabo en Tekantó que data de 1780 a 1820, tales como compraventas de tierras e inclusive libros de protocolo notarial de época colonial donde se asientan ventas de esclavos.

 

Creado en 1945, el AGEY está dividido en dos grandes secciones, entre ellas la oficina de concentración que agrupa a los documentos del Poder Ejecutivo del Estado que  están en trámite concluido pero que aún conservan su valor primario: administrativo, legal y/o fiscal, garantizando la confidencialidad de la información y su consulta está disponible solo para las dependencias que produjeron dichos documentos.

 

Con un aproximado de 4.5 km de estantería y una planta laboral conformada por 33 profesionales, entre historiadores,  lingüistas y restauradores, este sitio de registro documental también cuenta con personal mayahablante capacitado en achivonomía y biblioteconomía, que está al cuidado de documentos con más de 300 años de antigüedad, como una correspondencia de gobernadores que data de 1685.

 

En entrevista, la directora del Archivo, Fabiola Cortés Cachón, indicó que la finalidad primaria de esta instancia, dependiente del Gobierno del Estado, es tener un control sistémico, intelectual y operativo del acervo documental que tiene bajo su custodia, así como brindar un acceso adecuado a los investigadores que permita la construcción continua del conocimiento de nuestro Estado.

 

La funcionaria resaltó que con las recientes acciones implementadas se busca acercar a la ciudadanía en general, académicos y estudiantes el contenido del AGEY para concientizar a los ciudadanos sobre el valor histórico de su patrimonio documental para preservarlo y para que los ciudadanos tengan acceso a la memoria estatal.

 

Para fortalecer las tareas de conservación, la directora señaló que se aplican procedimientos y medidas destinados a asegurar la preservación y la prevención de alteraciones físicas de los documentos, por lo que se cuenta con las condiciones necesarias para su mantenimiento y se desarrollaran proyectos para evitar el deterioro de los documentos por su continua manipulación.

 

Cortés Cachón afirmó que la institución bajo su mando se actualizará con el conocimiento de las mejores prácticas archivísticas y tecnológicas, adaptándolas al entorno estatal, al tiempo que se continuará trabajando en la divulgación del patrimonio documental que resguarda.

 

Una sección medular de esta institución es el Archivo Histórico que es el más importante del Sureste de México pues resguarda cuatro siglos de historia, desde fines del siglo XVII (1685) hasta la última década del siglo XX (1993). Si bien el papel es el soporte de los documentos, también los hay en tela (planos) y en formato digitalizado.

 

El acceso está abierto a toda persona, previa identificación. Sus usuarios son generalmente investigadores locales nacionales y extranjeros así como estudiantes. Para su consulta se cuenta con un catálogo y la automatización del mismo en base de datos.

 

Sus fondos documentales más importantes son: Fondo Colonial (1685-1821), Fondo Poder Ejecutivo (1822-1967), Fondo Justicia (1821-1938), Fondo Poder Judicial (1838-1960), Fondo Municipios (1796-1962), Fondo Congreso del Estado (1823­-1946), Fondo Archivo Notarial (1689-1925), Fondo Ferrocarriles (1899-1999),  así como el Fondo Cordemex (1964-1993).

 

La institución cuenta con una renovada unidad de informática que se encarga de capturar la información más importante de los fondos documentales históricos, almacenándolos en bases de datos que facilitan la búsqueda documental a los usuarios. Asimismo, digitaliza los fondos documentales con el propósito de conservar los originales y evitar que la manipulación los destruya.

 

De igual forma, en el AGEY trabajan especialistas altamente calificados que están dedicados a la conservación de documentos dañados por quemaduras de tinta, polilla, hongos, manipulación u otros agentes externos.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba