Advertencia de arquitectos

Iniciativa legal los obligaría a ser parte de colegios

Los arquitectos Fernando Alcocer Ávila y Manuel Castillo Rendón, del Colegio de Arquitectos de la Zona Metropolitana de Mérida, ayer

El Colegio de Arquitectos de la Zona Metropolitana de Mérida advirtió de nuevo intento por reformar la Constitución federal a fin de obligar a todos los profesionales del país a ser parte de un colegio y ser certificado por éste para desempeñar su labor.

En voz de Manuel Castillo Rendón y Fernando Alcocer Ávila, esa agrupación indicó que, contra lo que se piensa, esa reforma constitucional y la legislación secundaria posterior no beneficiarán a los colegios y, en cambio, tendrán serias consecuencias para los profesionales.

Una de ellas es que, de aprobarse esos cambios, será obligatorio ser parte de ese tipo de agrupaciones y someterse a una certificación por parte de esta, de modo que no bastará tener título universitario y cédula profesional para ejercer la actividad.

El pago de cuotas será obligatorio y los colegios podrán dar de baja a los asociados que no cumplan esto. Se teme que la atribución discrecional de los directivos de expulsar a socios pueda prestarse a injusticias.

Si se aprueba la nueva legislación los colegios actuales desaparecerán, a menos que soliciten su registro bajo los nuevos términos legales.

En rueda de prensa a la que asistieron también arquitectos e ingenieros interesados en el tema, se indicó que en 2010 se intentó esa reforma constitucional. En aquel entonces protestó la Federación de Colegios de Arquitectos.

Ahora un grupo de abogados del Distrito Federal insistió en el tema y lo planteo al Senado, el cual ya dio entrada a ese asunto. Esa iniciativa de reformas se llama Ley General sobre el Ejercicio Profesional sujeto a Colegiación y Certificación Obligatoria.

Entre las advertencias que hace al respecto el grupo de arquitectos ya citados está que esa norma no regirá para todas las profesiones, e indebidamente da por hecho que la colegiación garantizara por sí sola la calidad de los servicios que den los profesionales.

Además equipara a los colegios con asociaciones civiles y las hace vigilantes de sus socios.- Hansel Vargas Aguilar

Problemas si se aprueba la propuesta

Razones del rechazo

Los arquitectos hacen 18 señalamientos al respeto, entre ellos que se violará el derecho de asociación, además de que los colegios harían tareas de policía y tendrían carácter económico, lo cual contraviene el Código Civil.

Otras consecuencias

El monopolio sería legal en ese caso, y las directivas de los colegios podrán perseguir a quienes hayan otorgado un mal servicio y la sanción en este caso sería de tipo penal federal.

La iniciativa

Los arquitectos piden “que se deseche por improcedente, inconstitucional y violatoria de todo derecho”.



Volver arriba