Fiscalía descarta que muerte de joven sea caso de bullying

Un estudiante de la Federal dos “José Emilio Vallado Galaz” falleció luego de ingerir un líquido extraño (Foto: Archivo)

MÉRIDA (Notimex).- La fiscal General del Estado, Celia Rivas Rodríguez, descartó que la muerte del estudiante Bruno Antonio Méndez Ordaz sea un caso de bullying y agregó que se realiza una investigación por un presunto homicidio.

El estudiante de la Escuela Secundaria Federal número 2 ‘José Emilio Vallado Galaz’ de esta ciudad murió después de que presuntamente fue obligado por sus compañeros a beber un líquido que en pocas horas le provocó una hemorragia cerebral.

El caso se presentó el pasado 16 de mayo, cuando Bruno Antonio Méndez Ordaz, de 15 años, supuestamente tomó una bebida que le dieron sus compañeros y al salir del plantel se desplomó.

Los primeros reportes de las autoridades indicaron que personal de la escuela se negó a encargarse de la situación bajo el argumento de que el hecho ocurrió fuera de las instalaciones, ante lo cual gente de la calle llamó al servicio de emergencias para que lo atendieran.

Más tarde, el joven fue ingresado al Hospital Benito Juárez del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero al día siguiente murió.

Según el parte médico, sufrió una ‘hemorragia cerebral secundaria a intoxicación aguda con sustancia desconocida’.
Ante ello, la Fiscalía General del Estado abrió la averiguación previa 418/18A/2014 el 18 de mayo, pero Rivas Rodríguez adelantó que la causa de la muerte de Méndez Ordaz ‘no fue por bullying sino por una intoxicación’.

En entrevista, la funcionaria dijo que continúan las investigaciones del suceso, tanto en el interior de la escuela como en la calle, entre vecinos y sitios de venta de productos y refrescos.

Hasta ahora no se ha detenido a nadie, ‘todavía están las investigaciones para saber qué ocasionó la muerte de Méndez Ordaz’, abundó.

Asumimos, dijo que ya solicitaron al Seguro Social los resultados toxicológicos y las pruebas de sangre para conocer los efectos de la bebida que ingirió el joven.

‘No es un caso de abuso escolar, más bien se trata de determinar cómo accedió al refresco, quien se lo proporcionó o quienes de lo dieron, o donde se compró’, sostuvo.

La funcionaria confirmó que la madre del menor fue la que presentó denuncia penal en el Ministerio Público por hechos posiblemente delictuosos.

‘Ya hay una denuncia y estamos haciendo las averiguaciones previas correspondientes, ahora bien, aunque no hubiera una denuncia, por oficio la Fiscalía tiene que hacer su investigación porque hubo un muerto’, apuntó.

Etiquetas:,