Faltan detalles de un puente

Pronto estará listo el nuevo viaducto de Chichí Suarez

En cinco o 10 días estará listo el puente vehicular de Chichí Suárez, en el Anillo Periférico de Mérida, informó el superintendente de Canteras Peninsulares, José Arturo Collado Sánchez, quien es el ingeniero responsable de la millonaria obra.

Explicó que están compactando la segunda capa de asfalto de las calles laterales, perfilan los taludes, tienden el jardín de la glorieta y los 12,000 metros cuadrados de áreas verdes; colocan la iluminación y limpian el lugar para que quede listo para la inaguración, cuya fecha aún no se ha definido.

“Ya abrimos la circulación de arriba. Ahora es más fluido el tránsito”, dijo. “Estamos terminando detallitos. En cinco o 10 días estará totalmente listo y esperaremos el día de la inauguración”.

El ingeniero Collado agregó que el puente será de mucho beneficio para la ciudad porque ese punto del Periférico se congestionaba mucho por los semáforos y el tránsito pesado. Sin embargo, ahora la vialidad será más fluida y el tránsito más seguro.

“Los vecinos de Chichí Suárez están contentos porque se amplió la carretera de entrada al pueblo de 10 a 14 metros”, añadió. “Ahora podrán andar en bicicleta o caminar con seguridad porque hay banquetas y las calles laterales del puente tendrán un tránsito menor”.

El puente tiene en su alrededor aceras y guarnición como barreras de protección de los paneles, un sistema de drenaje entre los aludes, áreas verdes en los laterales y la glorieta, cuyo jardín tendrá colorida iluminación para resaltar las estructuras y el área verde.”Es una obra bonita, de calidad y moderna. Este diseño lo hemos aplicado en Cancún”, indicó. “Las aceras que rodean al puente es para la protección del peatón y aunque parece mentira, los automovilistas le tenemos miedo a la guarnición, no así a los letreros preventivos”.Dijo que la intención de las aceras es proteger los paneles que forman el muro del puente porque la ruptura de un panel sería un problema técnico muy grave.Destacó que terminan la obra en tiempo y forma, pese a que en septiembre suspendieron los trabajos 20 días por las lluvias y en octubre otros 12 días por la misma situación. La obra generó alrededor de 300 empleos. Empezó en agosto de 2013 y terminará en los primeros días de febrero.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba