Fallece por las heridas graves

Decenas de personas le dieron el último adiós en el cementerio de Xoclán a José Alberto Sandoval Rojas, quien murió por las graves heridas que sufrió luego de que el triciclo en el que viajaba con sus dos nietos fue arrollado por una motocicleta.

El entierro estaba programado a las 12:30 de la tarde, pero se inició una hora más tarde por unos problemas administrativos. Su última morada fue la bóveda 5 de la sección K, del cementerio de Xoclán. Luego del entierro, padres de familia de la primaria “Ignacio Zaragoza”, a donde se dirigía a llevar a sus nietos a la escuela, advirtieron que desde hace más de un año que están solicitando pasos peatonales, boyas o topes para que los guiadores reduzcan su velocidad en la calle 35 con 18, donde ocurrió el fatal accidente.

Aseguraron que cerrarían la calle hasta que les pongan medidas de seguridad porque los guiadores que transitan sobre la calle 18 lo hacen a exceso de velocidad.

Indicaron que el ahora fallecido se dedicaba a la venta de algodones a las puertas de las escuelas. El accidente fue el 22 de noviembre en la calle 18 con 35 de la colonia Madero. El ahora fallecido llevaba a la escuela a sus dos nietos a bordo de un triciclo.

Iba de Poniente a Oriente sobre la 18 y, al llegar a la 35, dobló hacia la entrada de la escuela para dejar a sus nietos.

En ese momento transitaba a exceso de velocidad la motocicleta manejada por Ernesto Díaz Ramírez, que los arrolló.A consecuencia de las graves heridas falleció días más tarde en el hospital Sandoval Rojas. Los menores que también resultaron heridos, fueron dados de alta del nosocomio.- David Chan Caamal




Volver arriba