“Era un infierno”

Las pérdidas en Modatelas, de más de $4 millones

1 / 3


Curiosos observan la destrucción que causó el fuego en la tienda Modatelas. Algunos de ellos incluso se acercaron para tomar fotografías
Arriba, los empleados de Modatelas que lograron salir corriendo del negocio cuando el incendio se salió de control. A la izquierda, la revisión que hicieron ayer los bomberos en toda la zona, removiendo escombros y apagando las llamas que reaparecían en algunos lugares


Peritos en criminalística de la Fiscalía General del Estado comenzaron ayer en la mañana el peritaje para determinar las causas y la responsabilidad del incendio que anteanoche consumió la tienda Modatelas y dañó el gimnasio WW Gym, en Prolongación de Paseo de Montejo con calle 21 del fraccionamiento Campestre, en Mérida.

Primero se indicó que el origen fue un cortocircuito en la bodega de Modatelas, pero también se comentó que probablemente el fuego se inició en el gimnasio y se extendió a la bodega de la tienda de telas.

Los peritos son expertos en incendios y recordaron que realizaron las investigaciones de la Nao de China, de una tortillería en Polígono y de la zapatería el Gran León, entre otros. Ayer mismo el lugar fue asegurado por agentes del grupo Etri de la Policía Ministerial, mientras se deslindan responsabilidades.

Aún no se cuantifica el monto de las pérdidas, pero se habla de que ascendería a más de cuatro millones de pesos, porque Modatelas toda y algunos aparatos de ejercicio del gimnasio se quemaron. Se espera que el peritaje esté listo a más tardar mañana.

Ayer bomberos removieron los escombros y en algunas zonas de la tienda de telas las llamas se reavivaron, por lo que las extinguieron de inmediato.

Entre anteayer y ayer hasta las 10 de la mañana ya se habían utilizado más de 2.5 millones de litros de agua de carrobombas de bomberos y pipas de Servicios Públicos Municipales. Varias personas que llegaron ayer por la mañana a hacer ejercicio en el gimnasio se encontraron con el lugar acordonado y aprovecharon para tomarse fotografías.

“Era un infierno, el calor quemaba la piel”, indicó uno de los bomberos. Decenas de personas llegaron a la zona del desastre para tomar fotografías del lugar.

Empleados de la CFE restablecieron el fluido eléctrico en las cercanías, luego de que anteayer lo interrumpieron debido al siniestro.- David Chan Caamal




Volver arriba