En los ojos del mundo

El rescate en Santa Elena lo posiciona como zona turística

Parte del rescatado sistema de recolección del agua de lluvia que desemboca en la noria de la comunidad

Nuevos rescates arqueológicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán posicionan al municipio de Santa Elena como importante comunidad turística.

El rescate de cinco antiguos Oratorios y una noria que datan de la época colonial consolidan la imagen urbana del municipio y contribuyen al mejoramiento de la infraestructura local y la preservación del patrimonio histórico y cultural de Yucatán y de México.

A ellos se suman el mejoramiento de fachadas en el centro de la población, del parque público, albarradas en las calles principales del municipio, la limpieza superficial de la Huerta y la Casa Sacerdotal de la parroquia de San Mateo y de la Ermita, la primera data del siglo XVII y la segunda del XVI.

Estos trabajos se iniciaron en 2010 al habilitarse en el municipio el Programa de Empleo Temporal (PET) a través del INAH con el fin de generar empleo a los habitantes de dicha comunidad y fomentar la limpieza del entorno urbano, proyectos que contribuyen al mejoramiento de las condiciones familiares y comunitarias.

Invitado por el Centro INAH Yucatán, a fin de observar de cerca y difundir estas obras que se han convertido en el orgullo de la población y un nuevo atractivo para quienes los visitan, Diario de Yucatán recorrió las obras de rescate y platicó con pobladores y el equipo multiacadémico en el que recayó la responsabilidad de llevarlas a buen término.

Coordinados por el arqueólogo yucateco José Guadalupe Huchim Herrera, director de la zona arqueológica de Uxmal y de la Ruta Puuc, el equipo conformado por los arquitectos Ana Rodro Torres y Luis Cardoz Pacheco, el biólogo Juan José Ancona Aguilar, el lingüista Alfredo Hau Caamal y la arqueóloga Lourdes Toscano Hernández ha transformado la imagen urbana de la localidad.

En los trabajos de rescate participan 40 pobladores de Santa Elena y comunidades aledañas, quienes se han convertido al mismo tiempo en vigilantes de los mismos y promotores turísticos de su comunidad, de la que hablan con orgullo y descubren ante los visitantes.

Tal es el caso de Manuel Jesús Bonilla Caamal, quien explica la pasada función de los Oratorios ubicados a las salidas de la población.

“Eran siete, pero sólo quedan seis, cinco se han rescatado, en ellos los antiguos campesinos se detenían al salir camino a sus parcelas, para prender sus velas y encomendarse a las cruces que en cada uno de ellos había, también me contaba mi abuelo que depositaban nueve piedras para que la divinidad los acompañara y les permitiera regresar con bien a sus casas”, relató el vecino.

“Dicen los antiguos que si les iba bien y tiraban algún venado, de los muchos que por aquí había antes, debían repartir la carne entre sus familiares en agradecimiento”.

Según el poblador los Oratorios fueron construidos por un padre que estuvo mucho tiempo en la población y el cual fue muy querido por los vecinos, pero por problemas posteriores tuvo que irse de la antigua Nohcacab (Santa Elena).- Luis Iván Alpuche Escalante

Santa Elena | Datos generales

El rescate de amplia zona en este municipio lo coloca entre las opciones para el turismo por su riqueza cultural.

Ubicación

Santa Elena se ubica a unos 110 kilómetros de Mérida por la vía de las ruinas, a 15 kilómetros al sureste de Uxmal.

Sitio maya

Hay pruebas de que el sitio donde se encuentra el pueblo fue asiento, antes de la conquista de Yucatán, de un poblado indígena maya llamado Nohcacab (la gran villa) y perteneció al cacicazgo de Tutul Xiú.



Volver arriba