Emoción y ovaciones

Conmueven a los universitarios los relatos de abusos

La intervención de fray Tomás González Castillo en  el foro "Retos y avances de los protectores de los derechos humanos" en la Facultad de Derecho de la Uady. Le acompaña el padre Alejandro Solalinde

Alumnos de la Facultad de Derecho de la Uady escucharon en silencio las aterradoras historias de abusos contra los migrantes en territorio mexicano y ovacionaron a los relatores, el padre Alejandro Solalinde Guerra, fray Tomás González Castillo y Norma Romero Vázquez, del grupo Las Patronas de Veracruz, que son testigos de las injusticias.

La militarización de la frontera Sur de México para exterminar a los migrantes centroamericanos, el pago obligado de 100 dólares por migrante para viajar en el famoso tren llamado “La Bestia” para cruzar Tabasco, Veracruz y Oaxaca, tirar de los trenes en movimiento a los que se niegan a pagar la cuota a los paramilitares en cada estación, extorsiones de 10,000 a 12,000 dólares a familiares de los retenidos en las Estaciones Migratorias por una liberación que no logran y abusos sexuales a mujeres jóvenes por agentes migratorios son parte del catálogo de atrocidades contra los viajeros que quieren llegar a los Estados Unidos.

Una menor de edad hondureña fue violada por un delegado de Migración y el responsable está libre, la matanza de 72 migrantes que se negaron a pagar una cuota al crimen organizado o pertenecer a ese cartel y la tortura de un grupo de cubanos que propició un amotinamiento porque otros ilegales compraron la justicia son casos muy publicitados en la prensa nacional e internacional, pero los estudiantes de la Uady lo escucharon de viva voz de tres defensores de los derechos humanos que son considerados “ciudadanos incómodos” y uno de ellos, el padre Solalinde ha recibido innumerables amenazas de muerte y dice: “si me matan, es un crimen de Estado”.

El padre Solalinde afirmó que México tiene una de las leyes migratorias más avanzadas y ya la quisieran Estados Unidos y Europa, pero no se aplica correctamente. Todo lo contrario, genera una cadena de violaciones a los derechos humanos e injusticias atribuidos a la Policía Federal y agentes de Migración. Además, el Senado de la República y la Secretaría de Gobernación documentan las irregularidades y no hacen absolutamente nada.

México tiene un colectivo de 500 defensores de los migrantes, pero todos están desprotegidos porque el gobierno no cuida la vida de sus críticos.

Los defensores de los migrantes ya pidieron la desaparición del Instituto Nacional de Migración y los llamaron exagerados, pero la prueba de que es una institución corrupta se dio en Cancún donde dos delegados detenidos tenían cajones llenos de dinero que era producto de las extorsiones de migrantes que entran por Cuba.

La fundadora de La Patrona relató que diario reparten 300 dotaciones de alimentos y agua a los viajeros de “La Bestia” y fray Tomás dijo que la ruta mexicana es la más peligrosa del mundo y la llegada del PRI a la presidencia reactivó la guerra de baja intensidad contra los activistas.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba