Embarazada muere por mala atención

Faltó capacidad médica en Peto, dicen familiares

A este hospital llegó el sábado por la noche María Rosalía Mukul Chan con complicaciones por su embarazo; no recibió la atención debida y por el tardío traslado a Mérida fallecieron ella y sus bebés

CHACSINKÍN, Yucatán.- Ante la incapacidad de los médicos del hospital comunitario de Peto para atender a la señora María Rosalía Mukul Chan, de 40 años de edad, con cinco meses de gestación y oriunda de Chacsinkín, la mujer fue trasladada muy tarde al Hospital Agustín O’Horán en Mérida, pues debido a las complicaciones fallecieron ella y sus dos bebés.

Familiares de la señora Mukul Chan informaron que la mujer sintió fuertes punzadas anormales en el vientre, por lo que acudió de urgencia a Peto, ya que ella sabía que tenía un parto difícil porque los bebés que esperaba eran gemelos, de tal forma que desde los primeros malestares acudió al hospital comunitario, el sábado 25 pasado.

De acuerdo con los informantes, al verse limitados en sus capacidades, los médicos del nosocomio petuleño tomaron la decisión de trasladar a la paciente el domingo pasado, pero el traslado se hizo hasta el día siguiente.

“Lo peor es que Margarita dejó en la orfandad a cinco niños, todos menores de edad, uno de apenas un año de vida”, lamentó en lengua maya uno de sus familiares.

“Uno de los problemas que tuvo nuestra vecina es que, al igual que su madre, ellas sólo hablan lengua maya y lógicamente esto contribuyó a que no los atendieran a tiempo; es más, ahora me dice la mamá que ni siquiera sabe cuáles son los trámites que tiene que hacer para trasladar el cadáver de su hija a Chacsinkín”, añadió uno de los vecinos de la fallecida.

“Ha sido una desgracia para los vecinos, sobre todo porque ahora Eutiquio Valencia (el viudo) tiene que atender a sus hijos y no tiene trabajo seguro”, continuó.

La gente de Chacsinkín lamentó el fallecimiento de María Rosalía, primero porque la familia es de escasos recursos; además porque son mayahablantes y porque dejó a cinco niños en la orfandad.

Con la información extraoficial proporcionada por los familiares de la fallecida, la comunidad maya sureña supo de un nuevo fracaso médico para salvar a una madre y a sus dos bebés.- Bernardo Caamal Itzá




Volver arriba