Como si fuera un huracán

Sorprende la lluvia vespertina y deja caos en el Suroeste

1 / 2


La lluvia vespertina de ayer y las rachas huracanadas de vientos dejaron árboles, espectaculares y postes tirados en la ciudad
En la avenida 50 con Fidel Velázquez, en Pacabtún, este poste del alumbrado público cayó sobre el Corolla placas ZAT-20-46


La tarde de ayer Mérida fue afectada de forma severa por una tormenta eléctrica, acompañada de vientos con rachas huracanadas de más de 100 kilómetros por hora (km/h), informó Juan Vázquez Montalvo, responsable del Centro Meteorológico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En la zona suroeste, por el aeropuerto, fue donde los vientos alcanzaron mayor intensidad, superando los 105 km/h, mientras que en el resto de la ciudad el promedio fue de 50 a 60 km/h. Esas rachas fueron la causa de las caídas de árboles, estructuras, de zonas sin energía eléctrica y semáforos fuera de servicio.

La tormenta tomó mucha fuerza debido a un fuerte calentamiento diurno en la ciudad, señaló Vázquez Montalvo.

En la calle 50 entre 51 y 53 de Pacabtún un árbol cayó sobre un auto Meriva que estaba estacionado. En la misma avenida 50, pero con Fidel Velázquez, un poste de alumbrado público cayó sobre el Corolla placas ZAT-20-46. En la estación de policía de la zona oriente por calle 73, un árbol cayó sin mayores afectaciones.

Otro árbol cayó en el interior de una guardería de la calle 64 entre 43 y 45. Una estructura de madera y láminas se desplomó en el interior de un predio de la calle 35 con Circuito Colonias.- Alejandro Moreno Peña

Tormenta | Afectaciones

Una tormenta eléctrica sorprendió a la ciudad ayer después de las 18 horas.

Semáforos

Fueron decenas de cruzamientos que se quedaron sin semáforos lo que movilizo a elementos de la policía estatal para dirigir la vialidad de forma manual, en cruces importantes del Circuito Colonias, prolongación Montejo y Avenida Canek. Además, se realizaron trabajos para retirar ramas y árboles en casi toda la ciudad..



Volver arriba