Al garete por fuerte norte

Rescata la Naval a cuatro personas y evita naufragio

Momento del arribo de la lancha de recreo "Champion Explorer" a los muelles de Yucalpetén, remolcada por una lancha Defender de la Naval, que los rescató al quedar al garete debido al norte que azotó ayer

PROGRESO.- Cuatro personas que salieron a pasear a bordo de la lancha de recreo “Champion Explorer” estuvieron a punto de naufragar al ser sorprendidos en alta mar por el oleaje causado por el fuerte norte que azotó las costas con vientos de 70 kilómetros por hora (km/h) y rachas de 80 km/h.

Los cuatro tripulantes, dos hombres y dos mujeres, vivieron más de dos horas de angustia, según narró uno de ellos, cuando una fuerte y elevada ola envolvió la lancha de 20 pies de eslora y el agua apagó el motor fuera de borda.

La “Champion Explorer” quedó al garete y sus tripulantes, a merced del norte a más de 10 kilómetros de la costa, hasta que pidieron ayuda y de inmediato zarpó una lancha Defender de la Unidad de Rescate Marino de la IX Zona Naval de Yucalpetén, con un equipo de navales y buzos que los rescató a tiempo, cuando el norte azotaba con toda fuerza el litoral.

En la “Champion Explorer” viajaban Miguel Ramírez Burgos, de 36 años; Marco Almeida Morales, de 38; Evelyn Green Palacios, de 34, y Leida Escamilla Méndez, de 36.

Los cuatro salieron de manera irresponsable de Yucalpetén, pues los puertos estaban cerrados a la navegación ante la amenaza de mal tiempo.

El incidente en alta mar puso en alerta a las autoridades marítimas, porque la lancha pudo naufragar si no la rescataban a tiempo; además de la Armada de México, que envió una lancha especializada para búsqueda y rescate, también se movilizó la lancha de rescate de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que salió a prestar auxilio, pero ya la Naval había llegado al lugar.

Los titulares de las Capitanías Regional de Puertos y de Yucalpetén, capitanes Bernardo Crespo Silva y Carlos Carrillo Ufortt, respectivamente, estuvieron pendientes de las labores de rescate desde la base Acuario del Resguardo Marítimo Federal (Remafe) y anticiparon fuerte sanción al capitán de la lancha y a la marina de donde zarpó, por no respetar el cierre de puertos.

La “Champion Explorer” zarpó de la marina Palmeros a las 8 de la mañana, según explicó Marco Almeida, quien dijo que cuando salieron el mar estaba tranquilo; pasaron bajo los arcos del viaducto del muelle fiscal y de pronto comenzaron a soplar fuertes vientos; intentaron retornar, pero no podían pasar de nuevo por los arcos.

Eran como las 8:30 de la mañana cuando una marejada azotó la lancha y el motor se apagó; la embarcación quedó al garete a la hora que el norte azotaba el litoral. La tripulación vivió más de dos horas de angustia, hasta que por fin pudieron pedir ayuda.

En la Base Acuario el reporte que se captó por radio fue que la “Champion Explorer” se encontraba a 200 metros del crucero “Carnival Triumph”, pero no se especificaba si al Norte o al Este.

La Defender de la IX Zona Naval zarpó de inmediato; minutos después, a las 11 horas, llegó al lugar y aseguró la lancha de recreo para remolcarla, labor que se dificultó por la fuerte marejada.

A las 12:20 de la tarde arribó a Yucalpetén la Defender con la “Champion Explorer”, que la llevaba a remolque con sus cuatro tripulantes.

La lancha atracó en los muelles. A su capitán, Miguel Ramírez, y acompañantes los llevaron a las oficinas de la Base Acuario para que explicaran qué les ocurrió.

El capitán Carrillo UFortt le indicó a Miguel Ramírez que no debieron salir de Yucalpetén porque los puertos estaban cerrados a la navegación y que los sancionarían.-No me tomes fotos, no quiero, ya tenemos suficiente con lo que vivimos -dijo una de las tripulantes, cuando se disponía a subir a los muelles para ir a las oficinas de la Base Acuario.También Miguel Ramírez se dio la vuelta cuando se intentó tomarle fotos.Marco Almeida, quien dijo que la pasaron muy mal en alta mar y que estuvieron a punto de hundirse con la lancha, se portó más accesible.- Gabino Tzec Valle

Norte | Irresponsabilidad

A punto de la tragedia cuatro personas por desoír la orden del cierre de puertos ayer.

“Suficiente”

“No me tomes fotos, no quiero, ya tenemos suficiente con lo que vivimos”, dijo una de las tripulantes, cuando se disponía a subir a los muelles para ir a las oficinas de la Base Acuario.

La pasaron muy mal

También Miguel Ramírez se dio la vuelta cuando se le intentó tomar fotos. Marco Almeida, quien dijo que la pasaron muy mal en alta mar y que estuvieron a punto de hundirse con la lancha, se portó más accesible.

Fuerte multa

El dueño de la embarcación de recreo y la marina Palmeros recibirán fuerte multa.



Volver arriba