“Efecto devastador para la democracia”

"Colonización" del PRI en el PAN y el PRD

La visita que hizo el doctor e investigador Sergio Aguayo Quezada ayer en la tarde a la Redacción del Diario. En medio, Manuel Balam Ruiz, subdirector editorial, y el reportero Alejandro Acevedo Vales

El PAN y el PRD en el país han sido sometidos en sus estructuras y en su vida interna a un proceso de colonización por la cultura priista, con resultados que son devastadores para la democracia mexicana, advirtió ayer el doctor e investigador Sergio Aguayo Quezada.

En visita al Diario, poco antes del acto en el que participó anoche en la Plaza Grande de Mérida, el analista político señaló que la práctica de esa cultura priista tanto en el ámbito nacional como en los locales de los estados de la República ha sido terrible para la democracia, porque dejan a la sociedad sin representación y desaniman la participación en la vida política o de los gobiernos.

-Este fenómeno ha tenido, por otro lado, un resultado que puede ser positivo: ha crecido el deseo de participación en las organizaciones civiles, pero como una democracia no puede funcionar sin partidos, pues el efecto de la colonización es inevitablemente devastador -dijo.

En la charla con personal de la Redacción de este periódico, el investigador del Colegio de México advirtió que la corrupción y el crimen organizado también tienen efectos que destruyen elementos que son considerados “capital social positivo” para el desarrollo del país. Uno de esos elementos es la prensa independiente.

Por la gravedad de la situación se ha dedicado más al tema de la seguridad, pero al referirse a la vida política del país considera que el gobierno federal y las administraciones priistas en los estados van a echar toda la carne al asador para mantener los espacios de poder ganados y para recuperar los perdidos en los últimos procesos electorales, como es el caso de la capital yucateca.

Aguayo Quezada, quien el mes entrante viajará a la Universidad de Harvard para dar unos cursos sobre la seguridad en la Cuenca del Caribe, que incluye a México, explicó que existen elementos que hacen que una sociedad apoye la democracia o apoye al crimen organizado, como está ocurriendo actualmente en Michoacán con el fenómeno de los grupos de autodefensa, que, sin embargo, mantienen una causa legítima, que es resolver un problema que el Estado mexicano no ha podido resolver. Ahora con la firma se entra a otra etapa totalmente diferente.

En opinión del analista, es más amenazante para la sociedad y para el Estado mexicano el cartel de los Caballeros Templearios que el de Sinaloa.- Víctor Dzul Zum.

De un vistazo

Yucatán

La entidad, dice Sergio Aguayo, no está siendo afectada por el crimen organizado con la misma intensidad que en otras partes de la República.

Efecto destructor

El crimen organizado destruye capital social positivo.

La democracia

La democracia funciona con algunos valores difíciles de medir. Una de ellas es la organización comunitaria.




Volver arriba