Una avalancha escolar

Una avalancha escolar

El inicio de clases reactiva crónicos problemas viales

1 / 3


Un papá charla con su hijo a las puertas de la primaria Felipe Carrillo Puerto de Cinco Colonias. Casi medio millón de alumnos de educación básica iniciaron ayer clases en Yucatán
Una niña se despide con un beso de su mamá en las rejas de la primaria de la colonia Delio Moreno Cantón. A la izquierda, madre e hijo a la escuela en bicicleta


El regreso ayer de casi medio millón de alumnos de educación básica en Yucatán reactivó crónicos problemas viales en algunas calles de Mérida por la llegada, casi al mismo tiempo, de automóviles, alumnos y padres de familia a las puertas de los planteles educativos.

Un ejemplo de esto es el pequeño tramo de la Facultad de Educación de la Uady, donde también están la Prepa No. 1, la Facultad de Química, la EST No. 1 y la Secundaria Estatal Agustín Vadillo Cicero, y donde se forma un caos vial de 6 a 8 de la mañana por el arribo masivo de vehículos que dejan a las puertas a los niños y jóvenes.

Quienes transitan a esa “hora pico” por esa calle ven un panorama vehicular igual al Distrito Federal, con filas de cinco autos a lo ancho de la arteria y una “cola” de casi un kilómetro. El tránsito es lento, a vuelta de rueda, porque también hay cinco pasos peatonales y cuatro topes altos para proteger a los estudiantes y pacientes del IMSS porque en ese mismo tramo quedan los hospitales y oficinas administrativas de la institución de salud.

La Secretaría de Educación estatal informó que ayer retornaron a sus salones alrededor de 84,000 alumnos de preescolar, 240,000 de primaria, 106,000 de secundaria y 25,000 del subsistema Colegio de Bachilleres, que dio arranque al curso escolar en el Plantel Xoclán, en una ceremonia que encabezó el secretario general de Gobierno, Víctor Caballero Durán.

Como ocurre en el regreso a clases después de las vacaciones de verano de poco más de un mes, cientos de niños y niñas tenían deseos de regresar a su escuela, pero otros todavía gozan de la comodidad de despertar tarde, de modo que llegaron después del horario oficial de entrada y les cerraron la reja.

Eso ocurrió en la primaria Emiliano Zapata de la colonia Lázaro Cárdenas, donde casi una veintena de alumnos esperaron en el vestíbulo de la escuela que les permitieran el acceso.

En la jornada también sucedieron momentos emotivos, en los que los protagonistas fueron los niños y las niñas de reciente ingreso al preescolar, por el llanto y el desprendimiento de la protección maternal.

Aunque la Secretaría de Desarrollo Social estatal inició ayer el reparto de 225,000 paquetes escolares en Yucatán, que incluye mochila, zapatos, camisas de uniforme y útiles, cientos de alumnos de primaria estrenaron bultos escolares y uniformes en el primer día.- Joaquín Chan

página 6




Volver arriba