“Un museo maravilloso”

Historia y ciencia son protagonistas del nuevo recinto

1 / 2




Ochenta alumnos de la escuela primaria de Sierra Papacal, pequeña comisaría asentada en uno los rincones más apartados del municipio, fueron ayer los invitados especiales en la concurrida ceremonia de inauguración del Museo del Cráter de Chicxulub y, posteriormente, sus primeros visitantes.

Con el asombro asomándoles en los ojos, los niños se lanzaron divertidos a la exploración y al juego en las cuatro salas interactivas del nuevo recinto, diseñado para explicar de manera didáctica y clara cómo cambió la Tierra hace 65 millones de años tras recibir el impacto de un enorme asteroide, que dejó un cráter de casi 200 kilómetros de diámetro sobre el que estamos parados y provocó una catástrofe ambiental que acabó con tres de cada cuatro especies que poblaban el planeta.

“La colisión, sabemos por los modelos que hemos realizado, provocó una nube de polvo que cubrió por completo la Tierra, la sumió en la total oscuridad durante 18 meses”, comenta el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM y uno de los principales impulsores del proyecto. “El cataclismo fue de tal magnitud, que marcó una de las principales fronteras biológicas y geológicas del planeta. Luego de este evento, la evolución de las formas de vida en la Tierra permitió la diversificación de los mamíferos y su predominancia”.

Es un museo maravilloso, coincideron el gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, y el secretario de Educación, Raúl Godoy Montañez. La apertura de este espacio, añadió el mandatario, da inicio a una serie de tareas encaminadas a divulgar el aprendizaje y conocimiento sobre el cráter y su relación general con la vida del planeta y los elementos que lo conforman.

“Se abre otro acceso, otro camino de aproximación a la ciencia y la investigación. Ahora invitamos a la sociedad a que se apropie de este museo, que lo haga suyo y lo convierta en un espacio vivo, en un foro de reflexiones y debate sobre el conocimiento”, apuntó.

Con sólo el 30% de su acervo en exhibición, el Museo del Cráter está instalado transitoriamente en los niveles 2 y 3 de la Biblioteca del Parque Científico y Tecnológico, pero los planes son que en un tiempo razonable se mude a su propia sede, un edificio en construcción de diseño atractivo y funcional, dotado de la más alta tecnología, comentó la doctora Laura Hernández Terrones, investigadora del CICY y responsable del museo.

Cuatro salas

El cráter de Chicxulub forma parte de nuestra historia. La Península debe algo de su reputación en el resto del mundo al hecho de haber servido de escenario a la tragedia cósmica.

Así lo hacen ver las cuatro salas de exhibición del museo: “El Universo y el Sistema Solar” y “Chicxulub, cráteres de impacto”, en la segunda planta, y “Biodiversidad, evolución, extinciones masivas de organismos, dinosaurios y mamíferos”, y “Yucatán, entorno natural”.

En su recorrido, los visitantes pueden ocupar una reproducción de la cápsula del “Apolo 11″ en la que Neil Armstrong y Edwin Aldrin bajaron a la superficie lunar; aprender de constelaciones, seguir huellas de dinosaurios y sentir lo que sienten quienes habitan en otras latitudes del planeta. La información se apoya con imágenes, líneas del tiempo y elementos interactivos que entretienen, mientras describen el impacto de la colisión estelar en la vida de la Tierra.

Herramienta

El doctor Urrutia Fucugauchi explicó que el museo “se constituye bajo una nueva concepción de presentar exposiciones estrechamente vinculadas con la investigación directa, pues en el recinto también se ubican laboratorios donde se realizan experimentos relacionados. Así pues, será un espacio vivo donde habrá constantes actualizaciones derivadas de los resultados que se obtengan sobre el tema”.

Esta dinámica, añadió, permitirá a los niños y jóvenes que visiten el lugar aprender de una forma divertida, pues el museo crecerá y se modificará constantemente en sus contenidos.- Mario S. Durán Yabur

Museo | Cráter Chicxulub

El Museo está instalado en el edifico de la biblioteca del Parque Científico.

Ubicación

Se ubica en el kilómetro 5.5 de la carretera Sierra Papacal-Chuburná Puerto.

Visitas

Abierto todos los días de 10 de la mañana a cinco de la tarde, la entrada es libre. Habrá visitas guiadas a niños de educación básica de todo el Estado.




Volver arriba