Se busca sociedad civil

Su casi inexistencia es raíz de muchos problemas del país

Imagen de la conferencia que ofreció anteanoche el doctor Eduardo Pastrana Buelvas en la sede de Coparmex. Debajo, la intervención del Dr. Stefan Jost

En su nueva visita a Mérida -ahora invitado por la Fundación “Castillo Peraza”- el doctor Stefan Jost otra vez pone el dedo en la llaga de nuestras conciencias.

Aunque no lo dice con estas palabras (es un hombre educado), el representante de la fundación alemana “Konrad Adenauer” en nuestro país nos recuerda que México sigue siendo el reino de los intereses particulares. Que pocos, muy pocos, han querido asumir protagonismo en la construcción del bien común, un protagonismo que el país reclama con urgencia.

El doctor Jost cita de nuevo -tocó el tema en visitas pasadas- un sondeo que en su cuestionario contenía la pregunta: “¿Fuera de tu entorno familiar y tu trabajo haces algo por la sociedad?”.

El resultado, dice, es desalentador: sólo 4.4% respondió afirmativamente que en estos momentos de su vida participa en alguna actividad orientada al bienestar de la comunidad y de éstos, casi el 40% lo hace en el ambiente de la Iglesia Católica.

“¿Qué significa esto? Básicamente que no existe la sociedad civil en México” reflexiona el investigador.

Y deja a sus pensamientos hablar en voz alta… “La mayoría de los mexicanos parece decir: ‘Me limito a mi trabajo, a mi familia, a mis amigos y el país y el resto de la sociedad, que andan por donde no deben andar, qué me importan’”.

“Y que me perdonen la franqueza, pero esto, que no haya actores sociales, es la raíz de muchos de los más graves problemas que agobian a este país”.

“Por eso es digno de resaltar el trabajo que desempeñan organizaciones como la Fundación ‘Castillo Peraza’ en la construcción y el desarrollo de una sociedad más activa y analítica’”, dice.

“Hace poco más de un año celebró su inauguración con un acto efectuado en esta ciudad… si uno se da cuenta de lo que ha hecho desde entonces no queda más que felicitarla. El desarrollo, el empuje que ha tomado en tan poco tiempo son dignos de imitarse”, añade, en breve intervención previa a la conferencia -auspiciada por las dos fundaciones, la que él representa y la que lleva el nombre del filósofo, político y periodista yucateco- del doctor Eduardo Pastrana Buelvas, profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá y reconocido analista político, económico y sociológico de los problemas actuales del mundo globalizado.

“Desde los años 90, México ha perdido peso en el escenario regional, al parecer más preocupado en su conflictiva relación con los Estados Unidos”, dice Pastrana Buelvas, en su repaso sobre la participación de los países de América Latina en la construcción de un nuevo orden mundial.

Aprender del mundo

La política internacional no debe ser un tema alejado de los ciudadanos, comenta el doctor Jost.

“México debe replantearse cómo recuperar la influencia regional, pues su posicionamiento internacional es un asunto que afecta a todos los mexicanos”, explica.

“La política exterior de los países latinoamericanos -y en concreto de México- es atribución del Poder Ejecutivo, pero sus consecuencias -manifestadas en tratados de libre comercio y en otros acuerdos internacionales- afecta la vida diaria de todos los ciudadanos”.

“Por eso necesitamos espacios para discutir sobre estas cuestiones”.- Mario S. Durán Yabur

Datos | Fundación “Castillo Peraza”

La preside en Yucatán el maestro Mario Alberto Archundia Reyes.

Tarea

A partir de actividades específicas, capacitación, recuperación histórica y formación académica, busca promover la democracia participativa y deliberativa.

Balance

“Ha sido un año intenso. Buscamos ofrecer actividades y conferencias no sólo de carácter regional, sino de interés nacional e incluso internacional”, dice Archundia Reyes.

Objetivos

La formación política humanista y el apoyo a las comunidades indígenas y las causas ambientales.

Apertura

“Si bien lleva el nombre de un ilustre panista, la Fundación no persigue los fines específicos del PAN, aquí hay cabida para cualquier ciudadano de cualquier partido”, concluye.




Volver arriba