Presentan informe de la Unidad de Inserción Social de la Uady

Presentan informe de la Unidad de Inserción Social de la Uady

 

•Más de 10 mil personas atendidas por 668 estudiantes de 13 licenciaturas

Presentan informe de la Unidad Universitaria de Inserción Social de la Uady.- Imagen de cortesía

Presentan informe de la Unidad Universitaria de Inserción Social de la Uady.- Imagen de cortesía

Mérida, Yucatán, 31 de enero de 2014.- Álvaro Flores Sosa, pensionado de 65 años, fue el protagonista en el informe de actividades 2013 de la Unidad Universitaria de Inserción Social (UUIS) San José Tecoh de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), al dar testimonio de tenacidad y deseos de salir adelante.

En un vídeo donde se mostró la dinámica de la dependencia universitaria durante 2013 – con estadísticas y testimonios de los estudiantes y los usuarios – Álvaro Flores, actualmente pensionado y quien trabajara como operador de transporte de carga, explicó que hace dos años llegó a la UUIS después de someterse a una delicada cirugía de columna.

“Mi objetivo –subrayó-, es volver a caminar. Cuando comencé con mi terapia de rehabilitación en la UUIS de la UADY tenía muerta la mitad de mi cuerpo, de la cintura para abajo”. Comentó también que ahora, después de dos años de intenso tratamiento sus piernas ya tienen fuerza y de manera gradual adquiere más firmeza de la cintura hacia abajo.

El objetivo del señor Flores Sosa, quien habita en un predio de Cinco Colonias, es lograr mayor fortaleza en los pies para caminar. “Le dijeron a mi familia que aquí daban terapias y ha sido lo mejor que me pasó. Tengo el apoyo y aprecio de los profesores y estudiantes de la UADY y estoy seguro que en ningún otro lado tendría estos avances, además, estoy cerca de mi casa”.

Nadia Cecilia Maldonado Rodríguez, es licenciada en rehabilitación y especialista en docencia, con 6 años trabajando en la UUIS de la UADY, sobre don Álvaro y su tratamiento agregó que “ya puede pararse y caminar apoyado en muletas o con asistencia; ya puede hacer una vida normal”.

“Incluso, ya manejó su auto compacto, ya le dio dos vueltas a la manzana y también utiliza un triciclo; estamos contentos porque ha recuperado sus expectativas de vida y de trabajo”, subrayó la académica y reveló que “cuando hay vacaciones sufre; es ejemplo de tenacidad y muestra que cuando el usuario está comprometido con su bienestar, todo funciona”.

Maldonado Rodríguez, responsable del área de rehabilitación recordó que “Álvaro sufrió fractura de vértebras lumbares uno y dos, tuvo una cirugía y las expectativas de resolución de marcha y continuidad no eran muy positivas, no obstante su empeño en la terapia nos obliga a estudiar otras cosas para seguir apoyándolo”.

El señor Flores Sosa es una de las 10,274 personas que recibieron atención en la UUIS durante 2013. En el vídeo se detalló que de esta cifra 2,360 fueron por medio de consultas médicas, 3,708 atención de enfermería, 412 de nutrición, 1,431 de rehabilitación, 1,605 odontológica, 446 atención psicológica, 299 estudios de laboratorio y 20 atención legal, entre otros servicios.

Para lograr la atención de tal número de usuarios, participaron 668 estudiantes de 13 licenciaturas: enfermería, medicina, nutrición, rehabilitación, odontología, psicología, mecatrónica, educación, derecho, trabajo social, antropología,arquitectura y contaduría.

Julia Candila Celis, coordinadora técnica de la UUIS, recordó que “esta dependencia de la UADY está encargada de promover el desarrollo comunitario con abordaje multi e interdisciplinario propiciando la formación integral de los estudiantes en su desarrollo, crecimiento humano y ciudadano”.

“Al ser este un espacio de encuentro y aprendizaje mutuo se utilizan enfoques participativos de intervención social que propician el desarrollo de proyectos donde los estudiantes conocen de cerca los problemas de la comunidad y con esto proponen alternativas para su solución”, agregó.

En su turno, José de J. Williams, director general de Desarrollo Académico, destacó los 16 años de compromiso de la UUIS y agradeció también la participación del Consejo de Salud, integrado por habitantes del sur de Mérida. “Los testimonios de las personas beneficiadas hablan por sí mismos, las experiencias de los jóvenes también nos muestran una formación integral que va más allá de la formación profesional”.

“El desarrollo de habilidades, entendimiento, comprensión y sensibilidad no se adquiere de igual manera en el aula como en los escenarios reales de aprendizaje”, añadió el directivo y agradeció el apoyo de la Fundación UADY que “trabaja de la mano con la universidad para continuar con los programas y proyectos de la UUIS”.

COMUNICADO DE LA UADY 




Volver arriba