“No quiero ir a clases”

Vuelven el ajetreo para miles de padres de familia

Una alumna de la primaria Felipe Carrillo Puerto de la colonia Cinco Colonias no puede reprimir un bostezo durante la ceremonia de Juramento a la Bandera, ayer lunes en la mañana,  en el regreso a la escuela

Karla González Martín y su hija Meyalli, de cuarto grado de primaria, disfrutaron juntas las dos semanas de vacaciones de Semana Santa y ayer les dio trabajo reincorporarse a sus rutinas agitadas en la escuela.

En este receso escolar madre e hija fueron al cine y vieron Río 2, fueron a un baño de piscina con una tía, asistieron a un festival de la iglesia católica que organizaron las catequistas con motivo del Día del Niño y pasearon por el Centro Histórico. Pero ayer temprano terminó esta convivencia de 24 horas por la reanudación de clases del calendario escolar 2013-2014.

“Mamá, no quiero ir a clases”, dijo Meyalli a su madre cuando la despertaron, a las 6:15, para que fuera a la primaria “Joaquín Ceballos Mimenza”, donde entra a las 7 de la mañana y sale a las 3 de la tarde porque el plantel está en el programa de Tiempo Completo.

Con pesar e imponiendo la disciplina familiar, Karla González pidió a su hija que se vistiera y luego la llevó caminando.

El trabajo de la mamá no terminó en ese momento. Regresó a su casa y vistió a su otro hijo que va al kínder. En ese colegio la entrada es a las 7:50 de la mañana.

A las 10 de la mañana Karla regresó a la primaria para ver a su hija en el recreo y le preguntó si estaba bien. Después de la breve plática regresó a su hogar para que esperara la hora de salida de su hijo, a las 11 de la mañana.

“Ya empezaron las carreras, el ajetreo, llevar y venir a buscar a los niños”, relató la madre de familia. “Mi hija no quería levantarse. Quería más descanso, ¿a quién no le gusta las vacaciones?”.

Karla González informó que ella se encarga de llevar y traer a los niños a sus escuelas y es una rutina dura, pero ya se acostumbró.

“La pasé bien en estas vacaciones de Semana Santa. Ella es mi acompañante, es la más grande de mis hijos”, indicó. “Ni modo, hay que hacer la chamba de la escuela, traerlos, preparar sus uniformes y checar las tareas”.

Dijo que le gusta el horario de 7 a 15 horas de la escuela porque el profesor revisa la tarea, tiene más tiempo para explicar los temas y su hija aprende otras cosas relacionadas con la educación. Además, en ese lugar les dan comida casera saludable y en porciones adecuadas.

Meyalli comió un perro caliente y tomó horchata a la hora del recreo. Reportó a su madre que estaba bien, que jugó con sus amiguitas y estaba contenta de haber regresado a la escuela.

Con un consejo de “pórtate bien”, la madre de familia despidió a su hija porque en ese momento sonó la “chicharra” que anunció el reingreso a las aulas.

Las escuelas de Yucatán recobraron vida ayer con el reinicio de actividades escolares. Más de medio millón de estudiantes de todos los niveles regresaron a clases al igual que poco más de 30,000 profesores que durante la semana viven jornadas intensas por las diversas actividades.- Joaquín Chan Caamal

De un vistazo

Economía

La reanudación de las clases también ocasionó que la red de vendedores de golosinas y comida chatarra regresaran a las puertas de las escuelas.

Día del niño

Las escuelas preparan festejos para celebrar a los alumnos con motivo del Día del Niño que se festeja mañana miércoles. Los festejos se realizarán durante la jornada escolar con amplia gama de actividades y guisos favoritos de los niños.

Día inhábil

El jueves es Día del Trabajo y día inhábil marcado por la Ley Federal del Trabajo y el calendario escolar.

Mes agitado

Mayo será un mes agitado para el magisterio porque la Sección 33 tendrá su congreso electivo el 6, 7, 8 y 9. Probablemente habrá suspensión de labores en algunas escuelas donde eligirán a los delegados. El 15 de mayo se celebra el Día del Maestro, pero al parecer habrá clases.




Volver arriba