Estimular en vez de inhibir

Una de las inquietudes que motivaron la creación del Centro para la Competitividad de Yucatán -que oficialmente ya está en operaciones- fue la necesidad, planteada por la mayoría de los empresarios, de contar con esquemas regulatorios modernos que impulsen la competitividad del Estado y sus empresas.

Nicolás Madáhuar Boehm, presidente de Coparmex Mérida, promotor de la iniciativa, explica que cuando hablan de un marco regulatorio moderno se refieren al esquema de normas que ve al empresario como alguien a quien hay que incentivar. “Muchos de nuestros marcos regulatorios parten de la premisa de que el empresario es un bandido, está incumpliendo y así esté diseñada o redactada la ley.

“Y los incentivos van en ese sentido y eso genera no sólo un desgaste innecesario sino desaliento en quien quiere ser empresario, que prefiere desistir porque lo inhibe la excesiva tramitología y el actuar de la autoridad.

“Creemos que esto es muy importante para generar un Estado competitivo”.

CCY | Datos

El Centro para la Competitividad de Yucatán ya está en funciones.

Estructura

Por ahora es operado por Coparmex Mérida, pero el plan es que en el mediano plazo cuente con una estructura independiente.

Financiamiento

Es financiado exclusivamente por el sector empresarial, mediante cuotas voluntarias.




Volver arriba