De vuelta la dura rutina

De vuelta la dura rutina

Madres de familia corren riesgos con el inicio de clases

1 / 4


Una madre de familia acompaña a su hijo a la escuela en el inicio del curso escolar que empezó ayer y terminará el 17 de julio de 2015
Decenas de padres de familia y alumnos esperan que abran las rejas en una escuela meridana. A la izquierda, una maestra consuela a una niña en la primaria El Castañar de San Pedro Uxmal
En varios rumbos de la ciudad se observó que numerosos padres de familia llevaron a sus hijos en motocicleta, ayer lunes, en la apertura del curso escolar. En la imagen de abajo, el llanto de un pequeño que se resiste a entrar al jardín de niños "Carita Feliz"


El arranque del curso escolar no sólo significa la obligatoriedad de llevar a los niños, niñas y adolescentes a las escuelas, sino que reactiva la economía en las copiadoras, papelerías y comercio ambulante que oferta golosinas y diversos artículos a las puertas de las escuelas, tanto públicas como privadas.

Hay madres de familia que se juegan la vida para llevar a su hijo o hija a la escuela. Ese es el caso de Karla Guadalupe Carrillo Noh, madre del niño Carlos Eduardo Matus Carrillo, de 9 años y alumno del cuarto grado de primaria en la escuela Emiliano Zapata, de la calle 57 de la colonia Lázaro Cárdenas de Mérida.

Karla vive en la colonia San Camilo, un sector pobre de Kanasín que está varios kilómetros después del Anillo Periférico Oriente. Lleva a su hijo a la escuela de la Lázaro Cárdenas porque no hay escuela en San Camilo y la más cercana a su rumbo está en Los Reyes, pero esta última no tuvo cupo para su hijo.

Contó que cuando se inicia el curso se levanta a las 5 y media de la mañana para preparar el desayuno y la ropa de su hijo. Lo despierta a las 6, le da su desayuno y luego salen en motocicleta al colegio.

Lo más difícil y de alto riesgo es cruzar el Periférico con su moto. Cuando lo logra rápido llega puntual a la escuela, pero cuando el tránsito es intenso se retrasa. Pero su labor de madre no termina con llevar a su hijo. Regresa a su casa, cocina para el almuerzo, se baña y se va a su trabajo.

“Es difícil trasladarse de un punto a otro todos los días”, señala. “Se me complica mucho, pero lo traigo aquí porque esta escuela es buena y mi mamá vive por acá cerca”.

Karla acepta que este ajetreo la cansa y todo lo realiza a prisa para que le alcance el tiempo.

“Trabajo doble y eso es cansado”, dice. “Vale la pena el esfuerzo porque quiero que mi hijo aprenda y sea alguien importante en la vida”.

Para ella lo más difícil de este recorrido diario, de casi 10 kilómetros, es cruzar el Periférico.

“Sé que me arriesgo, pero tengo que atravesar porque está lejos el retorno”, dice.

Su hijo tenía deseos de regresar a clases y desde el domingo en la noche preparó su mochila y útiles del curso escolar pasado. Sabe que el gobierno estatal entregará un paquete escolar completo a su hijo y esperará el apoyo. Ella y él no salieron de vacaciones a ningún lugar por falta de dinero. Sólo visitaron a familiares o fueron al supermercado y los parques.

“Él estuvo en la casa repasando las tareas como le recomendó su maestro”, indicó. “Hoy (por ayer) se levantó cuando lo llamé y me dijo: ‘Ya estoy preparado mamá’. Tenía ganas de venir a su escuela”.

La escuela Emiliano Zapata, de la colonia Lázaro Cárdenas, está en el programa Tiempo Ampliado y la salida es hasta las 13:30 horas, pero ayer fue al mediodía.

Otro relato del trabajo maternal en el inicio del curso escolar fue de Oneida Beatriz Cordero, cuyo hijo Luis Alberto Bolio Cordero cursará el segundo grado de primaria. Quizá por su corta edad, Luis Alberto lloró para que le compraran una mochila nueva con su dibujo infantil. Quería estrenar su bulto y no esperó que le llegara el paquete gratuito del gobierno.

“Yo vivo a unas cuadras de la escuela. Me levanté a las seis, y media hora después desperté a mi hijo, le di su desayuno y venimos”, relató Oneida. “Tenía ganas de regresar a la escuela”La madre de familia dijo que sí sabe que darán un paquete escolar completo, pero mientras lo dan, tuvo que comprar una mochila porque su hijo quería estrenar una.Una gran mayoría de alumnos de primaria de Mérida vistieron uniformes nuevos y portaron coloridas mochilas con dibujos de personajes infantiles, pero también un gran número de alumnos recibió el paquete escolar que obsequia el Ejecutivo.La inmensa mayoría del alumnado de educación básica llegó puntual a la escuela y el inicio del curso escolar 2014-2015 transcurrió con normalidad y tranquilidad.El curso empezó ayer y terminará el 17 de julio de 2015. Son 200 días de clases efectivos.- Joaquín Chan Caamal

Mérida | Educación

Las clases en las instituciones de la Uady y Tecnológicos empezaron hace 2 semanas.

Ajuste

El calendario escolar de educación básica de Yucatán tuvo un ajuste a petición del sector empresarial. En vez que se inicie el 18 de agosto empezó ayer, una semana después que el resto del país.

Laptop

Profesores que aprobaron el examen de Tecnologías de la Información a fines de junio aún no reciben sus laptop.




Volver arriba