Cuenta atrás en la Modelo

Todo listo para el lanzamiento de la sonda IMK-Sat 2

En primer plano: ingenieros Olmo Moreno Franco, Carlos Sauri Duch, rector de la Universidad Modelo, y Carlos Sauri Quintal, y detrás, Enrique Zárate Lozoya, Gabriel Pérez Rodríguez, Melchor Sales Jiménez, Manuel Ortiz Salazar, Antonio Kantún Vera y José Armando Correa Villamayor, alumnos de Mecatrónica

El 14 de diciembre de 2012 fue un día muy significativo no sólo para la Universidad Modelo, sino también para Yucatán. El lanzamiento del primer satélite educativo en la entidad abrió las puertas a la investigación espacial, que ahora, gracias a ese primer impulso, promete continuar sus avances en el nuevo parque científico.

Con esta idea como preámbulo, el ingeniero Carlos Sauri Duch, rector de la institución modelista, habla de la continuidad de los esfuerzos científicos y tecnológicos del Programa Espacial de su Escuela de Ingeniería, que “nunca han parado” y que en el amanecer de este lunes rendirá nuevos frutos con el envío a la estratósfera de una segunda sonda espacial.

“Esta vez lo más importante no serán el lanzamiento en sí ni la transmisión de datos en tiempo real”, continúa. “El nuevo satélite tendrá como principal objetivo recolectar información muy específica con la que participaremos en un concurso internacional convocado por tres de las más prestigiosas universidades de Estados Unidos”.

“La primera misión fue todo un éxito, pues cumplió todos los objetivos planteados: se buscaba alcanzar los 100,00 pies de altura y el IMK-Sat 1 llegó a los 112,000, pies, esto es, 34.4 km; envió datos durante el vuelo y tras su descenso el equipo fue recuperado”, interviene el ingeniero Olmo Moreno Franco, responsable del Programa Espacial modelista.

La nueva versión, el IMK-Sat2, tiene un diseño muy peculiar, basado en una cápsula espacial, que ayudará a un mejor ascenso y permitirá su recuperación incluso si cae en el mar, prosigue. Es obra del estudiante modelista Francisco Roura, alumno de la carrera en Ingeniería Mecatrónica.

En comparación con su antecesor, el IMK-Sat2 es de menores dimensiones y menor peso. Ha sido construido por 14 alumnos del octavo semestre de Ingeniería Mecatrónica adscritos al programa y asesorados por dos profesores de la universidad.

Esta nueva misión tiene como propósito participar en el concurso internacional “Global Space Balloon Challenge”.- Mario S. Durán Yabur

Concurso | Satélite

El satélite modelista competirá en cuatro categorías:

Mayor altitud

La misión está diseñada para alcanzar una altura de 39 km, seis más que el “IMK-Sat1″.

Mejor fotografía

Se tomarán fotos de alta calidad cada 304 m con un “smartphone”.

Mejor experimento

Un sistema de análisis atmosférico medirá la concentración de ozono, monóxido y dióxido de carbono, y la densidad atmosférica.

Mejor diseño

Se presentará una estructura optimizada en tamaño, peso y resistencia, sin sobrepasar los 2 kg de peso. Sistemas de geolocalización permitirán monitorear su ubicación.




Volver arriba