“Beneficios para todos”

Insisten en que se deben prolongar las vacaciones

La Canacome opina que alargar las vacaciones escolares trae muchos beneficios. En la foto, alumnos de la población de Ichmul ayer

educación

Ampliar el periodo vacacional escolar a dos meses tiene ventajas para los niños, para sus familias, para la economía costera, el turismo local y extranjero, y las inversiones inmobiliarias, manifestó José López Campos, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida.

En contraparte, agregó el dirigente, reducir ese lapso de descanso tiene consecuencias negativas para todos.

Al insistir sobre la necesidad de cambiar el calendario lectivo, el arquitecto López Campos señaló que la calidad de la educación no está relacionada con el tiempo que los niños permanecen en las aulas sino con la calidad de la formación que reciben de sus maestros.

-Corea del Sur ocupaba el último lugar mundial en materia educativa, y ahora está en los cinco primeros lugares a pesar de que las escuelas sólo tienen 180 días de actividades -señaló-. Lo mismo ocurre en Francia y Estados Unidos, que son países con alto nivel de enseñanza y con un año escolar de sólo 180 días de duración.

-En México los niños permanecen 208 días en los salones de clase -apuntó-. Si se quiere mantener este esquema entonces una mejor solución es acelerar el proceso para establecer el programa de Escuelas de Tiempo Completo, en las cuales los alumnos permanecen más tiempo en ellas, tienen mayores actividades educativas y otras complementarias para su formación, su salud y su alimentación.

De esa forma se podría implantar los dos meses de descanso.

El presidente de la Canacome también expuso que el ramo inmobiliario se desarrolla más si hay mayor número de vacacionistas en la costa yucateca, y esto a su vez genera empleos y demanda de servicios.

-El número de viviendas, marinas, restaurantes, discotecas y otros centros de entretenimiento crecen si hay quienes demandan esos servicios -indicó-. Esos establecimientos generan empleos y demandan productos y servicios, pero los inversionistas no arriesgarán su capital si no pueden recuperarlo.- Hansel Vargas A.

página 3




Volver arriba