Apoyo para la lectura y escritura

Apoyo para la lectura y escritura

Dotarán a centros escolares de un material impreso

"En mi escuela todos somos lectores y escritores" es el material impreso que lllegará a las aulas

En febrero próximo el Programa Nacional de Lectura y Escritura (PNLE) de la Secretaría de Educación Pública (SEP) dotará a los centros escolares de educación básica de Yucatán del material impreso denominado “En mi escuela todos somos lectores y escritores”.

La coordinadora estatal del PNLE, Elsy María Seba Méndez, señaló que ese apoyo didáctico está basado en cinco aspectos importantes que llevan por título Biblioteca Escolar, Biblioteca de Aula, Vinculación Curricular, Lectura y Escritura en Familia, y Otros Espacios para Leer.

Informó que el material tiene contenidos calendarizados por mes, en los cuales se explican las estrategias que deberá implementar el maestro, así como los libros recomendados para contribuir en el proceso de aprendizaje dentro de las aulas.

Elsy María Seba detalló que entre los elementos sobresalientes están actividades permanentes que deberá realizar el docente durante todo el año, como lecturas en voz alta, círculos para leer en el aula, invitar a lectores al salón y registrar los libros leídos por cada niño.

Precisó que para fomentar dicho hábito también está el trabajo de los mediadores de lectura, jóvenes especialistas en el área social que se encargan de acompañar al profesor durante la implementación de medidas que faciliten el desarrollo de cuatro módulos, que son leer en voz alta, narrar, escribir y producir obras por parte de los alumnos.

Actualmente se cuenta con dos equipos de mediadores trabajando en las cuatro regiones en que se dividen Mérida y Valladolid, específicamente en 110 escuelas del nivel preescolar, primaria y secundaria.

La coordinadora estatal del PNLE resaltó que mediante la figura del supervisor y gracias a los Consejos Técnicos Escolares (CTE) la escuela podrá fortalecer su proyecto de lectura y escritura a través de las Bibliotecas Escolares y de Aula.

“También se podrá impulsar la circulación de múltiples textos, atendiendo las necesidades de los lectores de todo el colectivo escolar, desde aquellos que aún no inician el aprendizaje formal de la lectura y escritura hasta los que leen y escriben de manera habitual”, finalizó.




Volver arriba