Una gestión con muchos desafíos

Canirac: lo más difícil, desterrar puestos ambulantes

Álvaro Mimenza Aguiar fue  reelecto la tarde de ayer como presidente  de la Canirac

Con muchas promesas y compromisos “casi imposibles” inició ayer su segundo período de un año Álvaro Mimenza Aguiar como presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.

El reto más difícil de lograr, según admitió, es desterrar de Mérida los puestos y restaurantes de comida ambulantes o que pasen al comercio formal con todas las obligaciones que establecen las leyes y reglamentos.

“En Yucatán, de cada 10 negocios de alimentos siete son callejeros”, afirmó el presidente reelecto.

Al explicar su plan de combate contra el ambulantaje, Mimenza Aguiar dijo que ante el fracaso de las autoridades municipales y del SAT de regular esta competencia desleal, el Consejo Directivo exigirá a la Secretaría de Salud estatal y federal que cumpla con la ley y aplique las mismas 200 observaciones que realiza en las verificaciones sanitarias al sector restaurantero formal. Si los puestos callejeros no cumplen, deben desaparecer.

Mimenza Aguiar se reunió con los consejeros estatales de la Canirac y a las 13 horas fue reelecto como presidente por un año más. Aún le queda una opción de reelección.- Joaquín Chan Caamal

Compromisos

Posicionamiento

Promocionará la gastronomía en las ferias de León, San Marcos, Texococo, Tlaxcala, Semana de Yucatán en México y el Tianguis Turístico de Cancún.

Organizará la Semana Gastronómica, creará las cocinas móviles con un vehículo publicitario, tendrán una sala de capacitación y crearán el “iron chef yucateco”.

Instalará el Consejo del Patrimonio de la Gastronomía.




Volver arriba