Sí hay trabajo, pero sin un salario digno

El sector femenino, el más golpeado por la economía

El diputado Mauricio Vila Dosal al anunciar una serie de talleres de capacitación

En Yucatán hay más de medio millón de personas ocupadas cuyos ingresos económicos no alcanzan para cubrir sus necesidades básicas, dijo el diputado Mauricio Vila Dosal.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo arroja que la cantidad de personas que está en esa condición son 529,665. “Es una cifra alta”.

Expuso también que la desocupación, los bajos salarios y el trabajo no remunerado afectan en particular a la población femenil.

-Esa encuesta muestra que el 73% de la población económicamente inactiva se integra por mujeres -indicó-. Esa categoría engloba a personas en edad de trabajar pero que no participan en la producción de bienes y servicios.

-El 43% de aquellos que trabajan pero no reciben ingresos por ello es de mujeres. Ellas también forman el 58% de los que ganan menos de un salario mínimo.

-Igualmente es de mujeres el 53% de la población desocupada, es decir, aquella que laboró y se quedó sin empleo o bien está dispuesta a trabajar pero no halla ocupación.

Señaló que de esa estadística se concluye que “el sector femenil es duramente golpeado por la realidad económica de Yucatán”.

En rueda de prensa el legislador anunció el inicio de los Talleres Vila para capacitar a mujeres, jóvenes y adultos para que aumenten sus oportunidades contratación o realicen actividades para tener ingresos extra.

Encuesta

Expuso que si bien en Yucatán el desempleo es bajo, fue de 2.4% en el primer trimestre, los salarios son muy bajos o bien no hay remuneración por tareas realizadas.

-Según la encuesta citada, hay 72,584 personas ocupadas que no reciben pago por su labor. Otras 186,822 sobreviven con menos de un salario mínimo, y 270,259 devengan de uno a dos salarios mínimos. Lo anterior hace un gran total de 529,665 personas ocupadas sin ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas.

Ante ello y las peticiones de apoyo que recibe al respecto creó un programa de capacitación dirigido principalmente a jefas de familia, pero también a jóvenes y adultos.

A las mujeres se les impartirá cursos de corte de cabello, peinados, maquillaje y colocación de uñas de acrílico, así como manualidades, elaboración de jabones artesanales, centros de mesa, decoración y tejidos.- Hansel Vargas Aguilar




Volver arriba