Razones para la esperanza

El IMEF espera un crecimiento del 3% este año

3_100114p6imefphoto01

No todos comparten el estado de ánimo de los economistas que vislumbran para el país un 2014 tan malo o peor que el año pasado.

Para muchos, en este arranque de año se respira un clima de cierto optimismo, de más confianza. “Hay motivos para la esperanza, aunque eso sí, con prudencia, sin dejar de ser precavidos”, señala el contador público Rodolfo Martínez Septién, quien esta noche asumirá la presidencia local del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF).

El entrevistado, maestro en Impuestos por la Universidad Marista y maestro en Desarrollo Económico por la Universidad del Sur de Mississipi, prefiere alinear en el bando de los optimistas, de aquellos que no ignoran los problemas y advierten de su gravedad, pero que mantienen la fe en que el país puede superarlos y retornar a la senda del crecimiento vigoroso y sostenido.

A falta de una bola de cristal, da explicaciones de cómo están las cosas para ayudar a entender por qué está convencido de lo que piensa, sin descartar que en cualquier momento podrían cambiar las condiciones del clima económico.

“Aunque cerramos el año pasado con un crecimiento de alrededor del 1%, esperamos para éste un comportamiento económico mucho mejor, del 2.5-3%, pero obviamente este resultado está sujeto a muchos factores que en el transcurso del año nos indicarán si nuestra esperanza se convierte en realidad o, como ocurrió en 2013, se queda en simple promesa”.

Empezamos bien, continúa, con datos externos alentadores. “La economía de México -todos lo sabemos- tiene una enorme dependencia de la Estados Unidos, la cual ha dado muestras de recuperación, con una tendencia generalmente positiva en los últimos meses, lo que es una magnífica noticia”.

Además, otras economías que en 2013 estuvieron al borde del abismo, amenazadas por la recesión, parecen estar menos presionadas, agrega. “Podríamos decir que la economía mundial salió de terapia intensiva y que, pese a que su salud todavía es delicada, ha mejorado sus perspectivas en relación con el año pasado”.

El gasto público

Y a estos argumentos del exterior, Martínez Septién le suma condiciones internas que podrían llevar la economía mexicana a buen puerto. “Uno de los principales causantes del estancamiento económico del año pasado fue el subejercicio del presupuesto federal. Aparentemente esto se ha solucionado y aunque este factor no lo es todo, sí es de enorme importancia, porque el ejercicio del gasto público inyecta vigor a la economía. La expectativa es que, ya normalizada, esta situación será un elemento que influirá en la recuperación del dinamismo económico”.

Este panorama no está exento de riesgos, advierte que falta por ver cómo influyen las nuevas imposiciones que trae consigo la reforma fiscal. Los mayores costos que tendrán que asumir los contribuyentes cautivos -tendrán que pagar más impuestos con los mismos ingresos- provocará seguramente una caída en el consumo interno y, en consecuencia, en la producción y el crecimiento.

También el gobierno tiene muchas asignaturas pendientes, como en materia de seguridad y combate a la corrupción. México debe mejorar sus estructuras internas, jurídicas, de negocios, de seguridad, para hacerse un país más atractivo para los inversionistas extranjeros.

“La moneda está en el aire… Hay tendencias y hay riesgos, pero nada está escrito, afortunadamente.

Tenemos ante nosotros todo un año para trabajar duro. Cuando hay crisis, hay oportunidades”.

“Y tampoco vale de nada quejarse: si las estructuras legales que existen en el país no son las óptimas, es una obligación, un deber social hacer sugerencias para que mejoren”, concluye.- Mario S. Durán Yabur

Esta noche toma posesión el nuevo Consejo Directivo del instituto

NUEVO PRESIDENTE

El contador público certificado Rodolfo Martínez Septién, quien rendirá protesta esta noche como nuevo presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas, es egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Tiene las maestrías en Impuestos por la Universidad Marista y en Desarrollo Humano por la Universidad del Sur de Mississipi. Actualmente es consultor de la firma RSM Bogarín.

Liderazgo

El IMEF es un organismo colegiado que se creó en 1979. Al principio, como su nombre indica, se dedicó sólo a las finanzas, pero ahora cuenta con 17 áreas de conocimiento, que dan forma a sus comités técnicos. Su objetivo es contribuir con la sociedad mediante el liderazgo de opinión basada en investigaciones, análisis y estudios técnicos, explica su nuevo presidente local.



Volver arriba