Mujeres sufren por el limón

Locales informales son afectados por los altos precios

Debido al alto precio del limón, comercios informales se han visto afectados en sus ventas

Además de los restaurantes afiliados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), los comercios informales como puestos de venta de panuchos, tacos, frutas etc. ya resienten desde hace varias semanas los efectos del precio del limón, pues, como en otros lugares, es uno de los ingredientes principales para aderezar sus productos.

Guadalupe Dzul tiene un puesto de venta de mandarinas, cacahuates, jícama y naranja; estos productos generalmente los adereza con limón, pero en los últimos días se ha visto en la necesidad de racionar su uso ya que, por lo caro que es, no se puede dar el lujo de comprar el suficiente cítrico para atender la demanda de sus clientes.

“Está muy caro el limón, ya no le puedo ofrecer a todos los clientes si quiere que le ponga a su jícama o a sus cacahuates… sólo tengo 10 limones para toda el día y tampoco me conviene subir el precio de mi venta (10 pesos la bolsa de fruta)”, señala doña Guadalupe.

La misma situación la vive doña Tereza Catzín, que se dedica a la venta de panuchos y salbutes todos los sábados por la noche.

“De los vecinos que me compran la mayoría quiere limón; de hecho, ya me han comentado sobre lo elevado que está su precio, pero sigo comprando la misma cantidad, aunque más caro y por el momento no pretendo subir el precio de mi producto, pero si sigue así una semana más, tendré que hacerlo porque no me conviene”.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó ayer que no obstante la producción de limón ha mostrado un comportamiento coyuntural que se considera atípico, se espera que a partir de la segunda quincena de abril haya un repunte en la oferta y así disminuya su precio.Rodrigo Aranda




Volver arriba