Motor del emprendimiento

Contaduría: 15 años de formar emprendedores

1 / 4


Sentados: Gerardo Casango González, Monstserrat González Zapata, Óscar Ortiz Caamal, Carlos Palomino Castillo, Isabel Basulto Reyes, David Cáceres Sosa, Andrés Buenfil Dzul y Carlos Cormejo Martínez, representantes de los equipos de emprendedores que participarán en la exhibición del domingo. Detrás: Mtra. Anel Flores Novelo, Andrea Bates Maldonado, y CP Jorge Basulto Triay, director de la Facultad de Contaduría y Administración de la UadyArriba, Lucy Martínez Pérez Abreu, de muebles Maroma. A la izquierda, Andrés Buenfil Dzul y Tania Avendaño Balboa, de mermelada Froop
Maestra Anel Flores Novelo y contador Jorge Basulto Triay, director de la Facultad de Contaduría


El Programa de Emprendedores de la Facultad de Contaduría y Administración de la Uady ha mantenido a lo largo de 15 años el mismo enfoque y la misma misión para la que fue creado: fomentar la cultura emprendedora de los estudiantes, ayudándoles a establecer ideas claras y cursos de acción viables para poder desarrollar y manejar un negocio de manera exitosa.

En estos 15 años 25 generaciones de alumnos se han formado en el emprendimiento, esto es, han aprendido a autoanalizarse, a exponer y desarrollar una idea, a dotarla de un buen plan de negocio, a analizar el mercado, la competencia, las posibilidades comerciales, a dimensionar los recursos financieros y humanos.

Han desarrollado habilidades indispensables para la creación y manejo de una empresa: trabajo en equipo y bajo presión, discernimiento, administración de recursos, búsqueda de financiamiento, solución de conflictos.

“El objetivo del programa es que los muchachos tengan su primera experiencia emprendedora”, explica la maestra Anel Flores Novelo, coordinadora. “Los estudios muestran que los emprendedores exitosos difícilmente lo son en su primer intento”.

Alrededor de 70 estudiantes, formados en ocho equipos con planes de negocio y productos independientes, integran la actual generación. Estos equipos presentarán sus proyectos en la XXV Feria de Negocios de Emprendedores Universitarios, que se celebrará este domingo en Plaza Sendero, cerca del área de cines, a partir de las 9 de la mañana.

Los proyectos -fundas para laptop, bálsamo labial, muebles modulares, vasos de vidrio reciclado, gel de sábila, zapatos, mermeladas y harina de nopal- serán evaluados según su innovación, calidad, presentación -etiqueta, empaque o envase-, precio y garantía.

Experiencia real

En opinión de la maestra, es muy importante que la exhibición se realice en una plaza comercial tan concurrida, porque los jóvenes vivirán una experiencia lo más cercana a la realidad. “Podrán tener una visión más amplia y real del mercado al que se enfrenta su proyecto de negocio, aprenderán a exponer sus ideas y a difundir sus productos”, señala.

“Muchas veces me cuestionan el éxito del programa porque, dicen, las empresas que inician los estudiantes no logran desarrollarse como empresas formales, pero el objetivo no es formar negocios, sino emprendedores”.

Sin embargo, prosigue, varios proyectos han logrado insertarse exitosamente en el mercado, como “Dulce Vida”, una barra nutritiva que recientemente obtuvo el 2o. lugar en la Expo Nacional Emprendedora y que se vende en algunos puntos de la ciudad.

Innovación

El emprendimiento, comenta la Mtra. Flores Novelo, es un concepto muy amplio que no se limita a la creación de una empresa. “Un empresario no siempre es un emprendedor… Emprender implica necesariamente iniciar algo nuevo. Puede ser mejorar algo en una organización ya establecida, abrir una nueva empresa o echar a andar una iniciativa social”.

“Sin innovación no hay emprendimiento e innovar significa cambiar el estado de las cosas para bien, mejorarlas”, subraya.

¿Y cómo se crea un negocio? La académica de la FCA responde que “generalmente las políticas públicas contestan a esta pregunta ofreciendo financiamiento… pero no creo que sea la solución. Hay que crear un ecosistema que apoye al emprendedor, no sólo de manera financiera, sino de manera técnica, operativa, creativa…”, concluye.-Mario S. Durán Yabur




Volver arriba