Mercado que está “seguro”

La crisis garantiza la necesidad de las casas de empeño

La crisis económica y la falta de acceso a la banca comercial de 40 millones de personas garantiza un mercado prendario “por mucho tiempo en México”, manifestó el director general de Prendamex, Roberto Alor Terán.

Dijo que las casas de empeño son las empresas donde una persona puede tener dinero efectivo en 10 minutos para subsanar sus necesidades de consumo, pero esa flexibilidad y la falta de estricta vigilancia fiscal y de la Profeco ocasiona que surjan “piratas” que roban y defraudan a los pignorantes.

Alor Terán, quien fue director del Órgano de Control Interno de Pemex Exploración y Producción en la década de los 90, informó que un estudio de Prendamex arroja que el mercado prendario de México es de unos $35,000 millones en préstamos al año, habían 9,000 casas de empeño, pero la caída del precio del oro de un 30% ocasionó que cerraran 2,000 negocios de este ramo.

Dijo que el mercado prendario de Yucatán es uno de los más competidos porque hay muchos prestamistas informales que practican el agio, realizan operaciones con artículos de dudosa procedencia y desaparecen con las prendas de los clientes.

Convención anual
Prendamex celebra su XIV Convención Anual de Franquiciatarios en el Hotel Hyatt, la cual concluye hoy con una carrera atlética en Paseo de Montejo y la última jornada de conferencias.

Prendamex surgió hace 18 años y ahora es una franquicia con 750 casas de empeño en México, Estados Unidos y Guatemala.En Mérida tienen cuatro unidades de negocio y en este año aumentarán a ocho con apertura de casas de empeño en Mérida y Valladolid.

En total planean abrir 40 nuevas casas de empeño Prendamex en un formato más grande, con aparadores para la exhibición de artículos y comodidad de los pignorantes que acudan al lugar.

Alor no recordó el monto global de préstamos que se otorgan en Yucatán, pero dijo que hay un mercado de empeño muy importante.

“En casi todo el país hay muchos competidores, hay muchas marcas privadas y Prendamex compite al dar más dinero por las prendas, da un mejor servicio, acepta casi todo e identifica plenamente a sus clientes para garantizar las operaciones”, dijo el directivo.

“El ‘boom’ de casas de empeño en el país es porque más de 40 millones de personas no tienen acceso al préstamo bancario y esa población tiene necesidad de conseguir dinero para que afronte sus gastos de consumo”.
Consideró que el surgimieto de “casas piratas” es por la poca vigilancia de las autoridades.— Joaquín Chan Caamal




Volver arriba