Empresarios se quejan del ambulantaje por San Valentín

1 / 7




 La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida reprobó la actitud de la autoridad municipal de otorgar permisos y elevar el número de vendedores ambulantes con motivo del 14 de febrero, ocasionando, nuevamente, una competencia desleal a los negocios establecidos. 

El presidente de la CANACO Mérida, José Manuel López Campos aseguró que desde días previos a esta fecha fue notorio el incremento de vendedores en las calles de la ciudad, quienes argumentan contar con permisos expedidos por el Ayuntamiento de Mérida.

“Ahora no sólo es común ver las calles del centro de la ciudad llenas de vendedores ambulantes que ofrecen flores, globos, muñecos de peluches, relojes, perfumes, hasta módulos de financiamiento y créditos personales, poniendo en riesgo la estabilidad de los trabajadores que dependen de los negocios formales.

“Las empresas que quieren cumplir dentro de la formalidad actualmente se enfrentan con muchas dificultades, a la desaceleración económica y a los costos adicionales derivados de las Reformas Fiscales, tanto en materia administrativa como en el incremento en gastos y pago de impuestos”, señaló.

El líder empresarial pidió a la autoridad municipal frenar el otorgamiento de permisos a la venta informal, porque con ello se demuestra que es una acción tolerada por quienes deberían de evitar su proliferación, y se percibe más como una actitud de falta de voluntad política y no un problema que los haya rebasado.

El comercio organizado, resaltó, hace esfuerzos por ofrecer productos de calidad, pagar sus impuestos y demás contribuciones, mientras que las personas que están en la informalidad no tienen ningún tipo de compromiso, y sus ganancias son mayores porque ofrecen productos de dudosa procedencia o piratas, además de que no contribuyen con pago alguno a la economía del país.

López Campos aseguró que el fenómeno del ambulantaje se nota más cuando son fechas emblemáticas, en las que el comercio establecido podría aumentar sus ventas, para lo cual los empresarios se preparan e invierten más con la esperanza de tener mayores volúmenes de comercialización, que se refleje en resultados que repongan los meses malos, cosa que no sucede ya que la informalidad representa poco más del 40 por ciento de las transacciones.

El líder empresarial citó como ejemplo que en el país la informalidad registró en el cuarto trimestre de 2013 un incremento del 0.7 por ciento, llegando a 29 millones 561 mil 960, que representa el 58.8 por ciento de la población ocupada en el país; equivalente a que se encuentran en esa situación 6 de cada 10 mexicanos.

De acuerdo a datos del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), en 17 de las 32 entidades federativas del país, la informalidad superó la media nacional del 58.8 por ciento de la Población Total Ocupada, y Yucatán se encuentra entre éstas.

En la lista de estados con el mayor porcentaje de informalidad, Yucatán se ubica en el lugar 11 con el 64.5 %, superado por Oaxaca con el 81.3%, seguida por Chiapas con 78.5%; Guerrero, 77.7%; Puebla, 73.3%; Tlaxcala, 73.2%; Michoacán, 73.1%; Hidalgo, 72.8%; Zacatecas, 67.8%; Morelos, 66.9%; Veracruz, 66.5%;  Nayarit, 64.1%; Tabasco, 63.6%; Guanajuato, 61.4%; Campeche, 60.9%; Estado de México, 59.3% y San Luis Potosí, 59%.

En esta tabla, dijo, se puede apreciar que los estados con más altos niveles de informalidad son los que tienen los mayores índices en situación de pobreza, como Chiapas, con 74.6%; Guerrero, 69.5%; Puebla, 64.4% y Oaxaca, 61.7%, según el último estudio de Medición de la Pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

José Manuel López advirtió que ante este panorama es necesario que la autoridad municipal y estatal hagan valer el reglamento y la ley vigente, y se sumen esfuerzos con los diversos organismos para buscar una solución urgente a esta problemática que daña no solo la economía, sino la imagen de la ciudad.

 

Etiquetas: