El IMEF confía en la recuperación

Espera para 2014 un crecimiento del 3.5% del PIB

El contador Rodolfo Martínez Septién, presidente del IMEF, flanqueado por los contadores Álvaro Garza R. de la Gala, ex presidente, y Juan Pablo Ortiz Erosa, vicepresidente de Relaciones Públicas, ayer en el Hyatt

Pese al complicado inicio de año, la economía mexicana ganará intensidad con el paso de los meses y terminará 2014 con un crecimiento cercano al 3.5% y la inflación controlada en un aceptable 4%.

En términos generales, ese es el alentador panorama que vislumbra, a partir de los datos con que cuenta en estos días, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), organismo que congrega a altos mandos responsables de la administración financiera de empresas e instituciones de los sectores privado y público.

Razones

El optimismo del IMEF en la recuperación se sostiene de un buen andamio: la economía de Estados Unidos, la locomotora a la que estamos enganchados, repunta favorablemente y sus principales indicadores aumentaron en enero, lo que confirma que la actividad productiva de ese país continúa su avance.

El presidente local del IMEF, Rodolfo Martínez Septién, al dar a conocer el análisis mensual sobre las perspectivas macroeconómicas del país, destaca también que el sistema económico de México ha mostrado mayor fortaleza que los de otros países emergentes, que atraviesan por diversos problemas financieros y políticos, entre ellos Brasil, India, Indonesia, Turquía, Sudáfrica, Argentina y Ucrania.

México, dice, muestra una mejor perspectiva en lo relativo a estabilidad y solidez interna, lo que puede capitalizarse en mayores flujos de capitales e inversión hacia nuestro país.

Confianza exterior

Otra noticia importante, continúa el contador, es la decisión de Moody’s -una de las tres principales agencias calificadoras de deuda- de elevar el rango crediticio del país, que pasó de Baa1 a A3. “Esto no significa la aprobación de la gestión del gobierno, no califica ningún otro aspecto más que la capacidad que tiene México de pagar los intereses de su deuda”.

Pero esta decisión de Moody’s es positiva, no sólo porque lanza un mensaje de confianza, sino porque México tendrá eventualmente menor costo de financiamiento. Cuando pida un crédito pagará tasas de interés más bajas, señala Martínez Septién.

Acerca del entorno de desaceleración en el que todavía se encuentra la economía y que pone en riesgo el cumplimiento de las expectativas, como ocurrió en 2103, cuando conforme fue avanzado el año se fueron ajustando a la baja las proyecciones, el contador Martínez Septién admite que “todo puede pasar”, pero no pierde el optimismo y dice que los pronósticos del IMEF toman en cuenta las dificultades que podrían atravesarse en el camino.

Sin embargo, advierte que las condiciones actuales son muy distintas a las del año pasado. En primer lugar, el problema mayor fue que no se ejerció el gasto público a tiempo, lo que ha sido reconocido por el mismo gobierno en el Pacto Fiscal anunciado recientemente”.

“Además, hace un año no se habían concretado las reformas fiscales, sobre todo la energética y la de telecomunicaciones, que son las que pueden traer al país inversión extranjera diferente o significativa. Ahora estamos muy atentos -como se dice ‘el diablo están en el detalle’- a las leyes secundarias, que van a determinar el verdadero alcance de las reformas”.

Datos disponibles

“Claro que todo puede pasar, pero con los indicadores de coyuntura que se han dado a conocer en este arranque de año consideramos en el IMEF que la actividad económica lleva un ritmo que parece ser congruente con una expansión del PIB de 3.3%”.

“Creemos que esta cifra se ajusta más a la realidad que la de Hacienda, que tiene una estimación de crecimiento para este año de 3.9% y que nos parece excesiva”.- Mario Saturnino Durán Yabur

De un vistazo

Reforma fiscal

“Los empresarios apenas se están ajustando a los nuevos requerimientos de la reforma fiscal. La situación es difícil y el avance ha sido un poco lento”, señala el contador Álvaro Garza R. de la Gala, consejero y ex presidente del IMEF Yucatán.

Incumplimiento oficial

“Las cosas se han complicado por un problema que afectaal empresariado nacional y yucateco: desde el año pasado Hacienda no está devolviendo el IVA en los tiempos establecidos”.

Menos inversión

“Esto definitivamente afecta el flujo de las empresas y provoca que haya menos inversión”, señala.




Volver arriba