Día de buenas ventas

Los vendedores de pescado y mariscos hacen "su agosto"

3_190414p6pescadosphoto01

“Buena, bonita y sabrosa” estuvo la venta de pescados y mariscos , señaló Bernardo Chan Ku, comerciante del mercado San Benito.

“Como cada año el Viernes Santo es cuando se tienen las mejores ventas”, agregó.

Originario de Tekal de Venegas, el comerciante indicó que desde ayer en la madrugada comenzaron a preparase para su mejor día del año en ventas.

Como cada año se conserva la tradición, las ventas fueron de más de un 100%. Los productos de más salida fueron el mero entero, cazón y filetes, informó Jorge Sosa Cabrera, de Pescadería Sosa.

La gente sigue con la tradición de comprar en el mercado, donde está garantizado que se llevarán pescado fresco y no congelado.

En el mercado se recibe el producto de los pescadores de Dzilam Bravo, El Cuyo, Sisal, Celestún y Progreso, entre otros puertos.

Clientes de fuera

Indicó que muchos de los clientes son gente del interior del Estado que viene a Mérida a comprar pescado.

Señaló que por lo regular la gente del interior compra cabezas o pescado entero para hacer un buen caldo y la gente de la ciudad en su mayoría compra camarón y filetes.

Josué Acosta Caamal, de la pescadería Costa Azul, indicó que sólo el Viernes Santo hay buenas ventas por lo que se prepararon desde la madrugada del jueves.

Por su parte, Carlos García Sosa, de la pescadería La Sirena en el mercado Lucas de Gálvez, apuntó que hay mucha competencia en las colonias, donde la gente vende pescado frito y mariscos sólo por estas fechas; sin embargo, está comprobado que el cliente siempre va encontrar los precios más bajos en el mercado.

Precios estables

También mencionó que por tercer año consecutivo los precios en el mercado han sido los mismos: 90 pesos el kilo de pechos fritos y 100 pesos el kilo de las postas.

Eduardo Sosa García, de la pescadería El Tiburón, señaló que sólo por ser Viernes Santo las ventas fueron más de 100%, hubo una gran afluencia en el área de pescado frito desde temprano.

La gente prefiere el mercado porque los productos son frescos y los precios más bajos, agregó que los productos que más vendió fueron la curbina y el jurel.

También en las marisquerías de los diferentes puntos de la ciudad tuvieron jornadas extraordinarias de trabajo para poder atender a la clientela. La señora Rosana Escobedo Ortiz, de la pescadería Juan Pablo II, informó que desde un día antes se dedicaron a cortar cebolla y realizar todos los preparativos para los ceviches y cocteles.

Aunque no especificó la cantidad dijo que compraron el doble de producto para la jornada, la mitad lo prepararon en postas y la otra para freir como entero.

Señaló que a diferencia del año pasado los precios incrementaron porque también subió el producto y sobre todo por el costo del limón.

Pescado frito

Rubí Hinojosa Rodríguez, de una pescadería de la calle 41 de Juan Pablo II, dijo que desde un día antes se prepararon limpiando el pescado para que el viernes sólo fuera freir.

Bartolo Miss Tzacum, vecino de Mérida, mencionó que se sigue respetando la Cuaresma y aunque la gente no va a misa, sí respeta el no comer carne roja.

En su caso dijo que fue primero a misa con su esposa y luego se fueron a comprar postas fritas al mercado Lucas de Gálvez, pensaban acompañarlas con una ensalada y tortillas en el almuerzo familiar.- Alejandro moreno Peña




Volver arriba