Consumen más Premium

Muchos optan por ella por las dudas sobre la Magna

Las dudas de los consumidores sobre la calidad de la gasolina Magna habría influido en un aumento del 10.4 por ciento en las ventas de la variedad Premium en el trimestre marzo-mayo en Yucatán y Quintana Roo

El consumo de gasolina Premium en Yucatán y Quintana Roo aumentó 10.4 por ciento, más de dos millones de litros, de marzo a mayo de 2014, como consecuencia, al parecer, de la caída en la venta de Magna, presuntamente contaminada y vinculada, en esos meses, a la descompostura de cientos de vehículos en ambos estados.

De acuerdo con averiguaciones de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, esta situación ocasionó el desabasto temporal de Premium y la presunta venta fraudulenta de gasolina Magna por Premium.

Cifras oficiales de Pemex Refinación indican que en marzo las ventas de gasolina Premium en las superintendencia de Ventas de Progreso y Mérida, que surten a Yucatán y Quintana Roo, ascendieron a 21 millones 390,000 litros y en mayo a 23 millones 615,000, una diferencia de dos millones 225 mil litros, lo que equivale al 18.9 por ciento de las ventas totales de gasolina. Estas ventas fueron, en mayo, de 124 millones 317,000 litros: 23 millones 615,000 de Premium y 100 millones 702,000 de Magna.

Sin precedentes

Este aumento abrupto en el consumo de Premium en la zona no tiene precedentes y coincide con la aparición de cientos de quejas de automovilistas que atribuyen la descompostura de las bombas de gasolina de sus vehículos, al uso de la gasolina Magna.

Como publicamos, los talleres de varias agencias de autos en Mérida confirmaron la existencia de numerosos vehículos afectados por esta causa y la delegación de la Procuraduría de Defensa del Consumidor también tomó conocimiento de decenas de denuncias.

Según empresarios gasolineros, los problemas con la Magna se debieron a que Pemex Refinación aplicó un aditivo a esa gasolina para retrasar su evaporación en los días de mucho calor, pero algo falló y al final se afectó al combustible. Los empresarios consultados creen además en la hipótesis de que los problemas con esa gasolina se relacionan con los procesos de elaboración y suministro del producto.

El mes pasado, el vocero de Pemex en la región, Raúl Chan Ramírez, dijo que esa empresa no había “concluido el análisis causa-raíz de las bombas afectadas y tampoco había emitido ningún resultado sobre el origen del problema”.

Revisión

Petróleos Mexicanos, señaló, revisó el 100 por ciento de las estaciones de servicio de la Península de Yucatán en mayo y “comprobó que el combustible y las instalaciones se encuentran dentro de los parámetros de calidad, operación y funcionamiento que establece el Manual de la Franquicia Pemex”.

Testigos

Sobre este asunto, los empresarios entrevistados, a condición de no revelar sus nombres, ponen en duda esta información. Vimos, dicen, cómo los vehículos de decenas de nuestros clientes resultaron afectados por usar Magna, “que nosotros mismos les vendimos y que Pemex asegura ahora que cumplía con los parámetros de calidad”.

Demanda

En un boletín del 20 de junio, Chan Ramírez señala que Pemex envió muestras de combustible y bombas de gasolina de Yucatán al Instituto Mexicano del Petróleo para su análisis y “está en espera de los resultados para considerar todos los factores que pudieran haber afectado las bombas de gasolina”.

Hasta este momento no se conoce el resultado de esa investigación.

Cuando se generalizaron las denuncias por la mala calidad de la Magna, muchos dejaron de comprarla y se pasaron a la Premium, lo que originó un aumento del 10.4 por ciento en su consumo de marzo a abril y de abril a mayo, según se observa en las estadísticas oficiales de Petróleos Mexicanos.

Pruebas

Durante varias semanas, entre mayo y junio, decenas de estaciones de gasolina reportaron escasez de Premium.

Pruebas documentales en poder de Central 9 demuestran que funcionarios de la Superintendencia de Ventas Mérida de Pemex respondieron por escrito, en correos electrónicos, que “no contamos con Premium hasta nuevo aviso”, cuando los gasolineros les pedían ese combustible, porque ya no tenían. Por esas fechas, Chan Ramírez informó que no faltaba gasolina Premium y que el programa de distribución se realizaba con normalidad.

Gato por liebre

No obstante, el desabasto fue un hecho que propició, denuncian los empresarios consultados, que muchas estaciones surtieran de Magna en las bombas de Premium, sin advertir a los consumidores de esta irregularidad.-

Gasolina | Desperfectos atribuidos a una de las variedades

A raíz de las sospechas sobre la calidad de la gasolina Magna, creció la demanda de Premium.

Ventas

En mayo pasado las ventas de Premium en Yucatán y Quintana Roo ascendieron a 23 millones 615,000, 10.4 por ciento más que en marzo.

Magna

En total, ese mes las ventas de gasolina fueron de 124 millones 317,000 litros, de los cuales, 100 millones 702,000 fueron de Magna y el resto de Premium.

Daños

La principal causa de este aumento, sin precedentes en los últimos años, está relacionada, según empresarios gasolineros entrevistados, con el suministro de Magna, al parecer en mal estado, que ocasionó desperfectos en las bombas de gasolina de cientos de vehículos en la Península de Yucatán. La gasolina Premium ahora es sólo 60 centavos más cara que la Magna.




Volver arriba