Cambios que causan azoro

Empresarias ante nuevos retos con la reforma fiscal

Asistentes al desayuno de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, de izquierda a derecha, Rubí Rivero de González, Olivia Guzmán Durán, Martha Peraza Canul, la presidenta Lucero Cabrales de Santacruz, Carmen Cardeña de Gould Taylor y Leidi Alonzo Sosa

Las mujeres empresarias están “azoradas” ante la situación en la que se encuentran a raíz de la reforma fiscal, manifestó Lucero Cabrales García Conde, presidenta local de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (Ammje).

Las empresarias, explicó, se ven obligadas a hacer grandes cambios en sus estructuras administrativas, contables y de trabajo, y a tomar cursos y aplicar otras estrategias más que elevan sus costos de operación.

Y esos gastos extra no pueden repercutirlos en sus clientes mediante aumento de precios de sus productos y servicios porque hay contracción económica y se quedarían sin clientes, pues no todos pueden pagar las alzas.

-Esos cambios “son espantosamente difíciles”, para ellas equivalen a “una revolución” -indicó-. Y a estas alturas desconocen cuál será el resultado de todas esas transformaciones.

Las empresarias consideran que este año será de cambios difíciles, pero son optimistas, pues tienen esperanza de salir adelante.

La presidenta de esa agrupación empresarial fue entrevistada durante un desayuno de socias de la agrupación con representantes de medios de difusión.

Junto con la reforma hacendaria debe regularizarse a la cantidad de personas que están en la economía informal y no pagan impuestos, dijo. Pero al mismo tiempo las autoridades deben dar adecuado destino al erario y rendir cuentas sobre a dónde se van los dineros del pueblo y en qué proporción se gastan. Consideró “fatal” que quien hace mal uso del erario no sea castigado. “Cualquier mexicano se indigna ante eso”, expresó.

También opinó que en el país hay mecanismo y leyes suficientes para evitar el mal uso del erario, pero lamentablemente no se aplican.

En relación con las repercusiones que tienen los cambios tributarios en las empresa, Lucero Cabrales dijo que resultan extremadamente difíciles para las socias de esa agrupación porque tienen que transformar a sus empresas, y esto le ha costado más a unas que a otras.

-Aquellas que estaban en el régimen de pequeños contribuyentes tienen que adoptar sistemas de contabilidad que no tenían y les será necesario comprar computadoras y capacitarse en las nuevas formas de manejar el tema de los impuestos y la forma en que ahora se pagan.

-Las empresas que son sociedades anónimas tomaron cursos desde que se anunció que habría reformas, pero cuando éstas llegaron se dieron cuenta de que todavía no estaban preparadas para ello -explicó.

-Un ejemplo de ello es mi caso, cambié un sistema de trabajo de 30 años, tuve que contratar a un contador público de tiempo completo y compramos otro software para sustituir el que tenían nuestras computadoras -añadió. Además pedí la asesoría de un despacho grande. Esto es una revolución.Aunque no pueden saber qué resultará de todos esos cambios, se muestran optimistas, ven esas transformaciones en forma positiva, pues consideran que nunca está de más tener nuevos conocimientos y capacitarse en temas que desconocían.-Hansel Vargas A.




Volver arriba