Apoyos agrícolas

El Ayuntamiento acompaña planes de productores

3huertos21

En el periodo del 18 de diciembre de 2013 al 17 de enero de 2014, la Comuna meridana recibió 384 solicitudes para desarrollar proyectos agrícolas en las comisarías.

Roger González Herrera, subdirector de Fomento Productivo del Ayuntamiento, informó que esos proyectos fueron para huertos de traspatio, sistemas de riego y caminos saca cosechas.

También, para infraestructura como bodegas, corrales, comederos, sembraderos, ampliación eléctrica, unidades productivas, invernaderos y casas sombra para cultivo de hortalizas y forrajes.

La inversión en esos apoyos sería de $22 millones.

El funcionario aclaró que es probable que no todas las solicitudes recibidas sean viables, porque el apoyo se entregará a productores establecidos para asegurar el buen uso del recurso.

La Subdirección de Fomento Productivo está verificando que los productores cuenten con las condiciones para recibir el apoyo. Al mismo tiempo, se elaboran diagnósticos en campo y diseños de los proyectos a cargo de los técnicos del departamento.

En abril se analizarán las solicitudes viables en el Comité de Participación Ciudadana del Ramo 33 para su autorización.

En cuanto a los resultados en lo que va la actual administración, González Herrera detalló que se han entregado 52 sistemas de riego, 11 invernaderos tipo casa-sombra para producción de chile habanero y 51 proyectos de huertos de traspatio que se realizaron en coordinación con la Universidad Marista.

También dijo que estos proyectos están impulsando la competitividad de productores en 18 comisarías de Mérida: Dzoyaxché, San Ignacio Tesip, Dzununcán, Hunxectamán, Xmatkuil, Molas, San José Tzal, San Pedro Chimay, Texán Cámara, Tzacalá, Yaxnic, Cholul, Caucel, Suytunchen, Kikteil, Dzidzilché, Tamanché y Sac Nicté.

Algunos proyectos están en proceso de entrega y en otros, como es el caso de los invernaderos, ya comenzaron las siembras del chile habanero y se espera que la primera cosecha esté lista en los próximos cuatro meses.

Para la comercialización de su producto, los productores rurales beneficiados participan en un convenio de agricultura bajo contrato con una empresa local, debido a que el chile habanero tiene buena demanda en el país y el extranjero.

“Este tipo de programas en el área rural representan una gran satisfacción, ya que son personas que han demostrado su interés por salir adelante e innovar”, concluyó.




Volver arriba