Año de malas cosechas

Concluyen las cabañuelas con malos resultados

El ingeniero agrónomo Bernardo Caamal Itzá muestra cómo este año el árbol de jabín florece sin tirar sus hojas, lo que indica mala temporada de lluvias

La observación de las plantas indicadoras del clima, como el jabín y la ceiba, confirman los pronósticos del “Xok k’íin”, las cabañuelas mayas: que en 2014 no se presentarán buenas cosechas y las lluvias tendrán un comportamiento errático, señaló Bernardo Caamal Itzá, durante la conferencia “Saberes y la milpa maya” en el Centro Regional Universitario de la Península de Yucatán de Chapingo.

En la conferencia, el ingeniero agrónomo señaló que, de acuerdo con los resultados de las cabañuelas 2014 y la observación de las plantas indicadoras del clima, durante todo 2014 las lluvias irregulares no garantizarán buenas cosechas, ya que se adelantarán las precipitaciones para febrero, marzo y abril; luego habrá un breve periodo de sequía y para mayo, junio y julio habrá más sol que lluvia.

A partir de agosto habrá mayor humedad y las lluvias serán más regulares durante octubre, noviembre y diciembre, “por lo que este año será más factible la siembra de maíz de ciclos cortos, ya que las especies de ciclo largo -de más de tres meses y medio- será más complicado que se logren”.

En la observación de las plantas indicadoras del clima participa un equipo de 14 colaboradores en la Península de Yucatán, quienes han reportado que los árboles del jabín están floreciendo sin que se hubieran caído las hojas de los árboles.

Por otra parte, “la ceiba, árbol sagrado para los abuelos mayas, este año no floreció ni dio frutos, lo que indica que la temporada de lluvias será mala; sólo se han reportado ceibas con frutos en Yaxcabá y lugares cercanos a Maxcanú”.

El investigador señala que las plantas, entre las que también se encuentra el “chaká” y la ciruela, entre otras, son indicadoras del clima a mediano plazo, así como algunos animales como la calandria la ardilla y la perdiz, cuyos ciclos de reproducción están directamente relacionados con los periodos de lluvias.

En el caso de la calandria, el tamaño de sus nidos indica si las lluvias serán abundantes: cuando son cortos, menos lluvias; en el caso de la ardilla, regularmente su periodo de celo es en febrero y marzo, pero este año esta especie se adelantó en la búsqueda de pareja.

El macho de la perdiz, que en maya se conoce como “no’om”, empieza a cantar en busca de pareja, pero este año también se adelantó y se escucharon sus cantos del 10 al 15 de enero, lo que indica que están adelantando su periodo de reproducción.

Caamal Itzá comentó que, mientras el “Xok k’iín”, que se traduce como lectura del sol, ofrece un pronóstico a largo plazo, la observación de las plantas indicadoras de clima y algunas especies animales ofrecen una lectura a mediano plazo. Además, a corto plazo también se puede pronosticar la lluvia con el comportamiento de otras especies animales, como la chachalaca, que en forma habitual canta de 7 a 9 de la mañana y de 4 a 6 de la tarde; pero cuando se escucha su canto en la madrugada, invariablemente lloverá al día siguiente.

Otra forma de saber maya de que habrá lluvia en las próximas horas es cuando observan a las hormigas que hacen mudanza de sus nidos cargando a sus huevecillos de forma desordenada, lo que indica que habrá abundantes lluvias y buscan lugares más altos para resguardarse.

En conclusión, el ingeniero indicó a los alumnos que a pesar del cambio climático la observación tradicional maya del medio ambiente se adapta para realizar un pronóstico de forma integral y lograr buenas cosechas durante el año, ya que ninguna cultura del mundo practica la agricultura si no conoce su entorno.La bióloga Elsa Cervera Backhauss, profesora del Centro Regional de Chapingo en Yucatán, señaló que la plática sobre agrometeorología desde un enfoque del conocimiento tradicional maya tiene gran relevancia para los alumnos del primer año de Ingeniería en Agronomía que están por definir cuál de las 23 carreras que ofrece la universidad elegirán.Informó que el próximo 3 de marzo termina el periodo para el ingreso a la Universidad, para lo cual pueden bajar su solicitud de forma electrónica de ingreso nacional en el portal de internet de la Universidad Autónoma de Chapingo.- Alejandro Moreno Peña

De un vistazo

Más de las cabañuelas

Otra forma de saber maya de que habrá lluvia en las próximas horas es cuando observan a las hormigas que hacen mudanza de sus nidos cargando a sus huevecillos de forma desordenada, lo que indica que habrá abundantes lluvias y buscan lugares más altos para resguardarse.

Ingreso a la Universidad

El próximo 3 de marzo termina el periodo para el ingreso a la Universidad, para lo cual pueden bajar su solicitud de forma electrónica de ingreso nacional en el portal de internet de la Universidad Autónoma de Chapingo.




Volver arriba