Adultos mayores, relegados por instituciones de crédito

Adultos mayores, relegados por instituciones de crédito

MÉRIDA (Notimex).- En países de América Latina más de 60 por ciento de su población de adultos mayores trabaja hasta que muere, y aún así son relegados por las instituciones de crédito y financiamiento, porque los consideran un sector de alto riesgo.

Así lo expuso en entrevista con Notimex, Pilar Contreras, quien encabeza políticas de apoyo para adultos mayores en Perú y en otros países del continente a través de la organización ‘Hello age’.

La especialista fue entrevistada en el marco del XVII Cumbre Mundial de Microcrédito que se desarrolla en el Centro de Convenciones Siglo XXI de esta ciudad, poco antes de participar en la mesa panel denominada ‘Servicios Financieros y el Envejecimiento, Comprendiendo y Sirviendo a las Necesidades de la Generación de Mayor Edad’.

Expuso que, irónicamente, aun cuando la mayoría de la población adulta trabaja hasta el fin de sus días y mueve buena parte de la economía de sus países, no tiene acceso a programas de financiamiento porque los bancos los consideran un sector muy riesgoso.

‘En la zona andina, el 60 por ciento de los adultos mayores trabajan hasta que mueren’, dijo y añadió que México comparte el mismo problema en el hemisferio, en el sentido de que su población mayor es relegada de los programas de apoyo y financiamiento, en especial de la banca comercial.

Criticó que en la región, la mayoría de sus adultos mayores no reciben una pensión, y se ven obligados a seguir trabajando, así que su participación en el mercado laboral es muy alto, pero no tienen los apoyos y privilegios que sí tienen los adultos jóvenes.
‘Paradójicamente ves ese paradigma social que considera que el adulto mayor debe descansar, que muchos son gente enferma o que solo necesita distracción’, apuntó.

‘Será difícil realizar el combate efectivo a la desigualdad y a la pobreza, en tanto no se corrija esta situación que no coincide con la realidad’, resaltó y dijo que es momento de revertir esa situación.

Participaron especialistas como Sonja E. Kelly, del Centro de Acción para la Inclusión Financiera (Estados Unidos), John Hacth, fundador de Finca, microfinanciera que apoya a los adultos mayores, Carolline Van Dullemen (World Granny) y Reynold Walter (Comité Técnico del Proyecto de Micropensiones RED-CAMIF de Guatemala).

Todos coincidieron en que para hacer realidad la inclusión financiera mundial es necesario tomar en cuenta a los adultos mayores, para revertir uno de los factores que favorecen la prevalencia de la pobreza extrema.




Volver arriba