30% de los desempleados tiene título universitario

De cada 3 nuevos empleos, dos son en la informalidad

1 / 2




Uno de los temas más sensibles en el análisis de cualquier economía es el empleo. “Y a primera vista”, apunta Nicolás Madáhuar, presidente de Coparmex Mérida, “en Yucatán no estamos tan mal, año con año generamos empleos de manera estable”.

Sin embargo, advierte enseguida, el problema de Yucatán no es el desempleo, sino la calidad de los trabajos. Y los datos recientes lo confirman: el 65% de la Población Económicamente Activa está en la informalidad.

“No necesariamente está en la calle vendiendo chicles, pero puede trabajar en una empresa sin condiciones de protección social o puede estar a medio tiempo.

“Cada año se suman 30,000 jóvenes al mercado de trabajo y nuestra economía es incapaz de incorporarlos. Este dato es más que elocuente de lo que está pasando”.

Gustavo Cisneros Buenfil, director del Centro para la Competitividad de Yucatán, precisa: “En tres años -de 2010 a 2013-, el crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 100,000 personas y los patrones siguen muy parecidos: la población ocupada formalmente aumentó 6% y la ocupada informalmente, 13%. El sentido en que nos movemos es muy claro: de cada tres que entran a la PEA, dos se van a la informalidad”.

“¿Y a qué te lleva esto?”, pregunta Madáhuar, y responde enseguida: “A que los empleados en la informalidad ganen sueldos insuficientes para vivir con dignidad”.

Pero quizá el dato que desnuda todos los problemas de nuestra economía es el desempleo por estrato de educación.

“Esto es brutal”, señala. “Actualmente, el 30% de quienes no encuentran trabajo tiene una carrera universitaria, el número es injustificable, terrible.

“Nuestros jóvenes están entrando a la escuela, se están graduando, pero algo está muy mal porque al salir no encuentran empleo y esto es muy peligroso porque hablas de expectativas no resueltas, de frustración”.




Volver arriba