Dudas en el caso del ejido de Ucú

El gobierno debe responder por peculado, opinan

El ex senador del Partido Acción Nacional Hugo Laviada Molina considera que la obtención de los títulos de propiedad de 3,012 hectáreas no exime al gobierno del Estado del delito de peculado en que incurrió en las operaciones de compra de tierras en Ucú.

“El peculado quedó configurado desde el momento en que pagaron con recursos públicos un bien fantasma”, recalcó. “Pagaron sin tener una cosa que comprar”.

Laviada Molina, quien siguió de cerca la operación inmobiliaria ejidal y denunció penalmente a la arquitecta Angélica Araujo Lara (por comprar las tierras como directora del IVEY), dijo que desconoce el contenido de la sentencia del amparo que ganó el gobierno del Estado para obtener los títulos de propiedad de Ucú, pero sospecha que hubo una negociación política.

“No sé si exentaron al Ejido de Ucú del peritaje forestal que era un requisito ineludible que marca la ley ambiental”, indicó. “Si los eximieron de ese trámite sería muy lamentable porque no se respetó un mandato”.

“Ignoro cómo quedó ese requerimiento”, subrayó. “Como que se brincaron la ley forestal y ojalá que la Secretaría de la Reforma Agraria no esté implicada porque sería desafortunado”.

Desconoce el avance de la denuncia que puso en la Fiscalía General, “pero lo más seguro es que esté archivada”.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba