Dudas de un regidor

El priista Alfaro Manzanilla habla de una "quiebra"

El regidor priista Enrique Alfaro Manzanilla considera que el Carnaval que se efectuará por primera vez en la comisaría de X’matkuil será un evento quebrado porque se ha convertido en un gran negocio para unos cuantos y dejará grandes pérdidas para todos los meridanos por la falta de capacidad financiera para subsanar el costo total, que sería de más de 29 millones de pesos.

“Tenemos en nuestras manos la documentación de la novena sesión que realizó el Comité Permanente de Carnaval el 22 de enero donde se señala que en el concepto de ingresos se pretende obtener una recaudación en patrocinios por 11 millones de pesos, derecho de piso área comercial la cantidad de 500 mil pesos, derecho de participación en desfile 300 mil pesos y concesión de palcos 350 mil pesos, lo que da un total de 12 millones 150 mil pesos de ingresos propios del Carnaval”, dijo Alfaro Manzanilla.

En lugar de que el primer edil solicitara un préstamo a Cabildo de 16.5 millones de pesos, que sería devuelto con los ingresos señalados del Carnaval y subsidiar el resto, hizo todo lo contrario, de tal modo que el festejo costaría al final más de 29 millones de pesos, cifra escandalosa que supera los dos millones de dólares, añadió el regidor, según un comunicado.

“Será un evento quebrado por la falta de destreza administrativa que señalamos tajantemente y más cuando el alcalde aumentó a más de 80 mil pesos mensuales el salario de la tesorera Claudia Canto Mézquita”, indicó.



Volver arriba