Confirman la presencia de niños explotados en Mérida

La Codhey habla de 30, pero cree que son aún más

Un niño chiapaneco vende en el malecón de Progreso, en 2006

La investigación de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey) sobre la explotación y trabajo infantil arrojó que en promedio los menores trabajan 10 horas diarias, ganan $1,000 mensuales ($33.3 diarios) y son regenteados por una mujer a la que llaman “Juana”, pero cuya identidad se desconoce.

Los niños vendedores se mueven principalmente en el primer cuadro del Centro Histórico. Caminan calle por calle, entran a bares con sus cajas de golosinas y cigarros.

Su zona de movilidad son las calles 60 por 61, 62 por 63, 60 por 55, 69-A por 64, 64 por 69, 66 por 71 y 73, 71 por 60 y 62, 68 por 67 y 69, 60 por 59 y 60 por 57. Sin embargo, según testimonios de algunos adolescentes que entrevistó la Codhey, los días flojos de ventas viajan al puerto de Progreso o a la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

La Codhey -según su informe de resultados de agosto de 2013- confirmó la presencia de 30 menores de edad en Mérida procedentes de Chiapas, pero considera que son muchos más. Los menores viven juntos en vecindades y pagan $35 de renta diarios.

La Codhey recordó que ante la creciente problemática presentó los resultados de su investigación al Consejo de Colaboración Municipal de Mercados para que la situación de los menores chiapanecos sea considerada y atendida de manera particular en el programa para erradicar el ambulantaje en Mérida y presentó la denuncia penal, pero en ambos casos están pendientes los resultados de los avances que hay en esta problemática.- Joaquín Chan Caamal

Explotación | Niños

Los menores que viven en Mérida carecen de seguridad social y ellos se costean.

Procedencia

En las entrevistas que realizó la Codhey los menores informaron que son oriundos de San Cristóbal de las Casas, San Juan Chamula, Pijijiapan y Comitán.

Autorización

Los chiapanecos informaron que vinieron a Mérida con conocimiento y autorización de sus padres. Saben de sus actividades, están de acuerdo y les envían algo de dinero.



Volver arriba