Deficiencias en el nuevo alumbrado de la ciudad

Advierten que es necesario revisar varias lámparas

Carlos Pandiello Vázquez pide un censo de las lámparas para determinar las que sí sirven

Las lámparas apagadas de la ciudad es tema de plática en el sector empresarial eléctrico porque el compromiso del Ayuntamiento fue que toda la ciudad tenga buena luz en las calles, manifestó ayer Carlos Pandiello Vázquez, presidente de la Asociación de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico del Estado.

El empresario e integrante del consejo ciudadano que vigiló el cambio de lámparas chinas en Mérida, dijo que las luminarias apagadas sí afectan a los ciudadanos y por eso la autoridad municipal debe hacer un censo, reponer o reparar las lámparas apagadas y también reducir el tiempo de respuesta de los reportes respectivos.

Vecinos del andador de la calle 45 con 43, del fraccionamiento Jardines de Pensiones, informaron que hace dos meses está apagada la lámpara del alumbrado público.

Otro reporte es de la Unidad Morelos. En la calle 8 Poniente con 19 hay tres lámparas apagadas desde hace una semana.

Pandiello Vázquez admitió que son lámparas nuevas y de mejor calidad y luminosidad que las anteriores de fabricación china “por lo que no debe haber tantas fallas”.

Explicó que el argumento que han recibido de la autoridad es que como estaban en vigilancia de la instalación no habían dado otra vuelta, sin embargo, deben reducir el tiempo de atención y dedicarse al mantenimiento.- Joaquín Chan Caamal.




Volver arriba