“¡Debe ser de acero!”

Un camión arrolla a un peatón que estaba borracho

Un paramédico atiende a Jesús Escalante Benítez, luego de que fue arrolado por el camión de la imagen

“No siento las piernas, no las siento, el camión me pasó las llantas traseras sobre ellas”, gritaba Jesús Escalante Benítez, de 39 años de edad, quien fue atropellado ayer por un camión de la ruta Kanasín Rojo, de la Alianza de Camioneros.

El accidente ocurrió a las 6:50 de la mañana en la calle 54 entre 65 y 67 del centro de Mérida, en el costado Oriente del Mercado Lucas de Gálvez.

Los gritos del peatón herido causaron alarma en decenas de personas, en su mayoría trabajadores del mercado que se acercaron a auxiliarlo.

“No lo toquen, no lo toquen, ya viene el paramédico”, indicaba el oficial de la Policía Municipal de Mérida, quien llegó para tomar el control.

Otro grupo de cargadores del mercado retuvieron en el interior del camión al chofer, Luis Antonio Zapata Ortiz, y luego lo entregaron a la policía. “No vaya a ser que se quiera pelar, como acostumbran a hacer”, indicó uno de los cargadores.

De acuerdo con los datos, Escalante Benitez, quien estaba completamente ebrio, intentó cruzar la acera oriente al lado poniente, según él, para tomar el camión, precisamente de Kanasín.

Sin embargo, a pocos metros de cruzar de acera a acera el camión placas 800589-Y lo atropelló. Por el impacto cayó y, según testigos, las llantas le pasaron sobre la pierna. Escalante Benitez, quedó tirado en el carril izquierdo.

Al lugar llegaron policías y paramédicos de la Policía Municipal. Los patrulleros detuvieron al chofer y aseguraron el camión, mientras los paramédicos valoraban el lesionado, quien se quejaba de fuertes dolores en las piernas, espalda y nariz.

Los socorristas determinaron que no tenía fracturas visibles, pero tendrían que sacarle algunas placas. Resultó policontundido y con probable fractura del tabique nasal.

“Si le pasaron las llantas, como él y la gente dicen, ¡debe ser de acero!, porque no tuvo fractura”, dijeron los socorristas.

El chofer quedó detenido y trasladado al edificio de la Policía Municipal, mientras que el camión, al corralón de la Policía. El lesionado, fue trasladado al edificio de la corporación y luego sería enviado al hospital.- David Chan Caamal

En síntesis

Entumecido. “No siento las piernas, no las siento, el camión me pasó las llantas traseras sobre ellas”, gritaba Jesús Escalante Benítez, de 39 años, atropellado por un camión de la ruta Kanasín Rojo, de la Alianza de Camioneros.

Los hechos. El accidente ocurrió ayer a las 6:50 de la mañana en la calle 54 entre 65 y 67 del centro de Mérida, en el costado Oriente del Mercado Lucas de Gálvez.

Lo detienen. Un grupo de cargadores del mercado retuvieron en el interior del camión al chofer, Luis Antonio Zapata Ortiz, y luego lo entregaron a la policía.




Volver arriba