De Halachó a España

Los obstáculos no impiden triunfar a joven yucateco

El joven Benjamín Rodríguez Haas en España, donde estudia

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”, reza una frase y José Benjamín Rodríguez Haas, originario de Halachó, Yucatán, es un ejemplo de ello.

A pesar de tres rechazos para conseguir una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), una solicitud de apoyo al gobierno del Estado nunca contestada y el vencimiento del plazo en dos universidades (España y Brasil) que lo habían admitido, José Benjamín concluyó sus estudios de Maestría en Biotecnológica Agroforestal en la Universidad Politécnica de Madrid, España, y hoy es requerido para trabajar de planta en ella.

Mayahablante, de padres campesinos, José Benjamín es el quinto de los seis hijos que tuvieron Rey David Rodríguez Canul y Porfiria Haas Keb, a quienes, con esfuerzo y el trabajo de la milpa, lograron sacar adelante, aunque sólo dos concluyeron sus estudios.

Su historia describe el problema al que se enfrentan numerosos jóvenes en la entidad, pues Benjamín, a pesar de tener el promedio requerido, el conocimiento Master, dominio del inglés, currículum vitae, experiencia en laboratorio, título académico y recomendaciones de sus asesores, incluso del director de la Unidad de Biotecnología del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (CICY), no pudo acceder a una beca del Conacyt.

Tres veces lo intentó y las tres veces fue rechazado, poco faltó para que el joven cejara en su esfuerzo de estudiar en el extranjero; el desánimo, la impotencia, la falta de recursos, el desinterés por conseguir ayuda a pesar de sus esfuerzos y estudios, y el tiempo que pasaba y diluía los plazos otorgados por las universidades que lo habían aceptado hacían mella en él y lo orillaban a olvidarse de sueños y todo.

Su novia, sus padres y sus suegros fueron los pilares que lo mantuvieron firme y con la fe de que podría conseguirlo si se lo proponía.

Benjamín estudió la licenciatura en Biología en el ITA de Conkal, trabajó en el CICY por cinco años, tres como técnico auxiliar y dos como residente. Ahí conoció a Mariana de los Ángeles Menéndez Cerón, originaria de Veracruz, quien estudiaba la Maestría en Biotecnología.

Los jóvenes se hicieron novios y decidieron estudiar en el extranjero para crecer en lo profesional, conocer otras culturas y otras formas de vida, además de que la Maestría que Benjamín quería no se ofrecía en México. Las opciones eran España y Brasil.

Ambos mandaron sus solicitudes a varias universidades, ella para estudiar el doctorado en Biotecnología y él para el máster en Biotecnología Agroforestal y ambos fueron aceptados, ella en España y él en las universidades de ambos países.

A mediados de 2011, con la aceptación en la mano de las universidades española y brasileña, ambos jóvenes se postularon al programa Conacyt para la formación de recursos humanos de alto nivel en programas de posgrado de calidad en el extranjero.

Ella fue aceptada, pero él no y se postuló de nuevo, otra vez fue rechazado, sin recibir explicación alguna y sin conocer cuál había sido su error, pues consideraba contar con todo lo necesario y así se lo habían dicho asesores e investigadores con quienes trabajaba. (Continuará)- Luis I. Alpuche E.

José Benjamín | Logros

José Benjamín Rodríguez Haas viajó a España con un préstamo Bancario.

Actividad

En febrero el joven de 27 años terminó su Maestría en Biotecnología Agroforestal y defenderá su tesis en junio; ha publicado ya su primer artículo en una revista científica, aún le debe a Santander quince mil pesos, pero su asesor lo invitó a trabajar con él con un sueldo promedio de 2,000 euros.




Volver arriba