Contra “40 ladrones”

Denuncian fraude en el manejo de la juguera de Akil

Algunos de los productores citrícolas que convocaron a una rueda de prensa en Mérida para hablar de irregularidades en la juguera de Akil

Freddy Alberto Domínguez Aké, delegado de la Unión de Ejidos Citricultores del Sur del Estado, planteó ayer: “El gobierno no puede salir en defensa de cuarenta ladrones”.

Esos “cuarenta ladrones”, explicó el productor, son “los que tienen secuestrada a la juguera de Akil”, propiedad de la Unión de Ejidos.

Acompañado del presidente del Consejo de Vigilancia de la planta procesadora, Víctor Humberto Be Chablé, y de otros socios de la Unión de Ejidos, el delegado encabezó una rueda de prensa en la que denunció un fraude en la juguera que podría llegar a $85 millones.

Los productores acusaron a Miguel Ángel Canul López, ex presidente del consejo de administración, de estar a la cabeza del fraude en perjuicio de 600 productores agrupados en la Unión de Ejidos.

Citaron como ejemplo que en los cinco años de Miguel Canul al frente de la juguera -en toda la administración estatal anterior- se maquilaron 78,000 toneladas de limón que debieron arrojar un ingreso de $75 millones, considerando el tipo de cambio de cada ciclo porque las ventas al extranjero se cotizan en dólares.

Lo reportado finalmente, aun con descuentos de costos de operación y pago de sueldos, fue de $39 millones. De la diferencia nadie sabe porque durante la gestión de Canul López nunca se rindieron cuentas, explicó Domínguez Aké.

Ese cálculo corresponde sólo al limón, pero, de acuerdo con los inconformes, si se consideran todos los productos que se procesan en la planta y la venta de cáscara, entre otras cosas, el desvío asciende a unos $85 millones.

En la rueda de prensa se explicó que el capítulo más reciente de las irregularidades en la juguera ocurrió el sábado pasado, cuando se efectuó una asamblea clandestina a la que no se permitió el acceso a varios delegados. En esa reunión se acordó, también ilegalmente, destituir a Be Chablé como presidente del Consejo de Vigilancia.

Domínguez Aké anticipó que impugnarán la asamblea por la vía jurídica.

Otra anomalía que se reportó ayer es la venta de un terreno de la Unión de Ejidos -el tablaje 1870 de Akil-, sin autorización de la asamblea, a “Financiera Pequeña Australia”.

Canul López dejó el cargo en mayo para dirigir la oficina de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en Maxcanú. Lo sustituyó José Ignacio Maravé Casanova, a quien los descontentos consideran un simple títere. (Continuará).- ÁNGEL NOH ESTRADA

Juguera | Denuncia

La asamblea del sábado en la juguera fue ilegal, afirma un grupo de productores.

Cañonazos

Los denunciantes aseguran que el grupo afín a Miguel Canul López pagó $10,000 a cada uno de los asistentes para que avalaran ilegalidades.

Policías con lista

También dicen que no se permitió el paso a delegados considerados incómodos y policías estatales tenían una lista de quienes debían pasar.

Policías con lista

En próxima entrega abundaremos en las ilegalidades de que se acusa a Canul y las ligas políticas de éste.




Volver arriba